Columna


Cartagena, la pequeña Roma

CÉSAR PIÓN GONZÁLEZ

18 de febrero de 2024 12:00 AM

El crecimiento del imperio romano aumento paralelamente con el deseo del senado y grupos económicos de la época a ser dominatarios, y para ello enmascarados en cordialidad envenenaron, traicionaron, confrontaron, exiliaron y asesinaron a puñal a muchos emperadores y contradictores que estorbaban o desacataban sus órdenes. La agencia FAPESP/DICYT muestra en sus publicaciones que de 69 emperadores romanos solo 1 de 4 moría de muerte natural.

El rey David pareciera haber inspirado el salmo 57 en la ciudad heroica, él rogaba misericordia, “Mi vida está entre leones; estoy echado entre hijos de hombres que vomitan llamas; sus dientes son lanzas y saetas, y su lengua espada aguda” (Salmos 57:4).

Desde 1.988 fueron escogidos 13 alcaldes por elección popular de los cuales algunos por suspensión, muerte, separación del cargo, produjeron 7 encargos para un total de 20 alcaldes para 34 años, sin embargo, es curioso ver sicarios en casa por cárcel delinquiendo, libres por vencimiento de términos, mientras que en la pequeña Roma, Nicolás Curi Vergara, Gabriel García Romero, Guillermo Paniza Ricardo, Carlos Díaz Redondo, Alberto Barbosa Senior, Judith del Carmen Pinedo, Campo Elías Teherán, Manuel Vicente Duque, Antonio Quinto Guerra; unos fueron detenidos, suspendidos e inhabilitados posteriormente y/o absueltos cuando el daño ya fue causado.

Lo mas triste es la consecuencia de esta realidad: 13 elegidos popularmente, 9 golpeados no por el sano deseo de la transparencia, pero si motivados por no ser tenidos en cuenta, ser derrotados o ser estorbo de intereses creados de politiqueros en donde muchos ciudadanos pagados por grandes capos permean a algunos miembros de la justicia para un fallo acomodado.

Pero me preocupa, la democracia se encoge, y la lengua sigue asesinando, primero fue el proceso ocho mil, luego la parapolítica, hoy todo tipo de artimaña desde montajes, grabaciones, falsos testimonios en contra cabecillas y sus estructuras, unas veces justa, razonable y otras injustas e infames que han mermado organizaciones políticas locales y partidos nacionales. Hoy solo poseemos 3 senadores a quienes agradecemos la representación y lucha por la ciudad.

A nuestro alcalde y a nuestro gobernador, van bien, como lo vienen haciendo; eso esperábamos de ustedes, hoy tienen la máxima nota de calificación, pero no olviden... la ciudad es más que murallas.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS