Centralismo agobiante

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una vez más la Región Caribe recibe un golpe bajo del Gobierno central y de su clase dirigente al no tener en cuenta eminentes representantes de esta región del país para conformar la Comisión de Sabios, que deben elaborar la hoja de ruta para fortalecer todo lo relacionado con educación, ciencia y tecnología.

Son muchas las voces de protesta que se han escuchado desde todos los sectores y en especial de la academia, por ser el objetivo principal de esta jugarreta del ya tradicional y agobiante centralismo, que tanto daño nos ha causado.

Sería extensa la lista de personajes de la región que pudieron haber sido convocados para formar parte de esa élite nacional, si la convocatoria hubiera sido más objetiva, teniendo en cuenta el potencial científico del norte del país. Por razones de espacio y para no caer en involuntarios olvidos, no mencionaré nombres de hombres de ciencia que hubieran desempeñado esa labor con lujo de detalles.

Refiriéndome al caso particular de nuestra querida Cartagena, son muchas las “mamolas”, (pistolas en costeñol), que el centralismo nos ha hecho desde tiempos inmemoriales. La poca inversión que recibimos de la Nación, nos hace sentir como limosneros que tenemos que conformarnos con las migajas que el Gobierno central le envía a esta ciudad, meca del turismo internacional. Hoy día hasta nos han impuesto una alcaldesa vicepresidente.

Con ocasión de los XX Juegos Centroamericanos y del Caribe del 2006, realizados en Cartagena, se proyectó la vía Perimetral, diseñada como un viaducto por la Universidad de Cartagena, con ocho kilómetros, bordeando la ciénaga de la Virgen, desde El Pozón hasta la vía del Mar. Intervino Fonade, recortó el presupuesto, la rediseñó y hoy tenemos tres kilómetros de una vía en permanente mal estado.

Los recortes presupuestales al SITM, Transcaribe, nos privó de algunos pasos a desnivel y otras obras complementarias que serían una solución más eficiente para el transporte masivo.

La vía Transversal de Barú, que estuvo frenada desde el 2012 en la ANLA y Parques Nacionales, por la licencia ambiental del cruce por Playetas. De no ser por el esfuerzo del Gobierno departamental hoy estaríamos en las mismas. Igual hubiera pasado con el puente de Pasacaballos, cuya construcción se le debe a la gestión del alcalde Campo Elías Terán (q. e. p. d.). Aún seguiríamos cruzando el Dique en ferry.

Capítulo aparte merecen la imposición de un túnel innecesario y un puente que rompe con el entorno visual del sector, construido sin licencia ambiental, convirtiéndose en otro esperpento orquestado por el centralismo.

No puedo terminar sin mencionar el tan aplazado proyecto del canal del Dique que resolvería la creciente sedimentación de los Corales del Rosario y la Bahía de Carta gena.

*Rotaremos este espacio para mayor variedad de opiniones.

*Ingeniero Civil y Sanitario

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS