Ciencia y tecnología actual

05 de febrero de 2013 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Entre comienzos de 1997 y el 24 de julio de 1998, como Comandante de la ARC, rescatamos el astillero ex Conastil para la Armada, que hoy es COTECMAR. No fue algo fortuito sino resultado de una secuencia de transformaciones en la Armada, entre 1970 y 1997, que contempló desarrollos como: construcciones en Alemania de submarinos y corbetas; elaboramos un concepto de diseño propio para nuestras corbetas; en la Base Naval de Cartagena creamos la infraestructura técnica para submarinos y corbetas  e hicimos los mantenimientos.
Ello demandaba tener astillero y dicha secuencia eran los pilares de esa gran visión de futuro. Lo hizo posible la dedicación de mi personal y apoyo del Presidente Ernesto Samper y su Gobierno. Con  Orlando Cabrales como Ministro de Desarrollo manejamos lo relativo al quebrado y destruido ex Conastil y lo obtuvimos para la Armada, para acometer su recuperación con personal y a costo ARC, quedando operando en lo básico el 24 julio 1998. La negociación IFI y Fondo Rotatorio ARC terminó a fines de 1997.
Siempre tuve pendiente comentarle (y ahora lo hago) a Orlando Cabrales la filosofía de este empeño, en que él fue actor importante y nos impactó su profesionalismo y gentileza.
Parte de la historia humana han sido hechos como los siguientes: conflictos (supervivencia hasta guerras), crisis, y caos. Lo que cambia cosas es la visión de futuro, positiva y convertida en hechos que han influido en naciones, organizaciones y personas, logrando éxitos y aprovechando las dificultades, que crean lecciones y oportunidades.
En las últimas décadas hemos presenciado, por un lado, según la “ley de Moore”, el “número de transistores” en chips de circuitos integrados, duplicándose cada 1 o 2 años y cayendo en precios, desde los 1960 y así será hasta 10 o 15 años desde 2007, cuando una nueva tecnología reemplazará a la actual. El efecto es un salto en capacidades de computadores, comunicaciones, internet y sistemas navales. Por otro lado, riesgos, incertidumbre y teoría del caos y complejidad están vigentes en el conocimiento y en las ciencias
Los sistemas caóticos no repiten exactamente su comportamiento futuro porque “no es lineal” y sensibilidad a la condición inicial. En la atmósfera, por ejemplo, es conocido lo dicho por Lorentz (MIT), acerca de que el aleteo de una mariposa en América puede causar un tifón en China.
Estamos frente a un cambio radical, algunos ejemplos según Peter Senge: en 1983, Shell reveló que 1/3 de compañías que figuraban entre las 500 de Fortune habían desaparecido; la vida media de las mayores industrias es menor a 40 años; los actuales estudiantes habrán tenido 10 a 14 empleos a la edad de 38 años (U.S Trabajo); según Riley (US Educación): los 10 empleos con mayor demanda en 2010 no existían en 2004.
Lo descrito sobre la secuencia en la Armada Nacional, hoy son lecciones. El mundo del siglo XXI es otro en estrategia, operaciones, sistemas navales y ciencia y tecnología; lo único constante es el cambio. Es clave enfrentar las realidades con visiones de futuro.
En el rescate del astillero, nuestra visión de futuro fue que este actuara como permanente vigía y bastión de ciencia y tecnología para la Armada así como fuente de oportunidades para la ciudad.

*Almirante (r) Edgar Romero V, Master Ciencias IngElectr, PhD, ex -Comandante Armada Nacional

eromerov.4@hotmail.com

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS