Columna


Ciudad Sostenible

Evitar la deforestación de La Popa y del manglar, y reforestar la ciudad con un millón de árboles, permitirá entrelazar muchas variables con sostenibilidad.

JESÚS OLIVERO

JESÚS OLIVERO

14 de junio de 2019 12:00 AM

De acuerdo con la organización Gobiernos Locales para la Sostenibilidad, las ciudades sostenibles trabajan para crear y mantener hábitats ambiental, social y económicamente saludables y resilientes para sus ciudadanos, sin comprometer la habilidad de las futuras generaciones para disfrutar estos espacios. Esto es un concepto simple que no necesita debates académicos para entenderlo, ni gobernantes con estudios superiores. Cualquier alcalde con calidades de ciudadano promedio, puede realizar acciones sencillas para construir una ciudad sostenible. Por ello, las propuestas de los candidatos a la Alcaldía deben enfocarse en esta dirección, con cifras concretas y verificables.

Evitar la deforestación de La Popa y del manglar, y reforestar la ciudad con un millón de árboles, permitirá entrelazar muchas variables con sostenibilidad. Tendremos una temperatura promedio más baja, menos derrumbes, disminución en problemas respiratorios, cardiovasculares y alergias asociadas con la exposición a partículas y aerosoles tóxicos, mayor número de aves y claro, turistas con deseos de regresar.

Una gran acción de sostenibilidad es la habilitación de los tres últimos pisos del Hospital Universitario y la repotenciación de sus servicios. Si somos capaces de construir escenarios deportivos desechables por las coimas en la obra o falta de programas para su uso, no encuentro razón para no mirar el cambio que tendríamos si el hospital fuese otro. Este edificio nos haría más resilientes, menos vulnerables frente a una catástrofe o una epidemia.

Ante el fracaso estrepitoso del modelo actual, la ciudad necesita nuevas estrategias para el manejo de residuos sólidos, las cuales deben incluir educación ambiental masiva, sitios para acopiar material reciclable, y apps para la recolección de basura, entre otras. Los cientos de micro y macrobasureros son pústulas en una ciudad enferma. Los concejales deberían hacer propuestas para atacar el problema de las basuras antes de que aparezca un monstruo. Entre las oportunidades de la sostenibilidad, el control de la natalidad es crítico, en especial en adolescentes. Nuevos y mejores parques, paseos peatonales, incentivos a los barrios sin ruido, eliminación de buses y camiones chimeneas, priorización de barreras verdes en las construcciones de interés social, y programas de microagricultura, entre otras iniciativas, son tareas pendientes en una ciudad que no valora su cosmovisión ambiental como pilar de supervivencia.

*Profesor

TEMAS