Columna


Con o sin Rendón, a la A

JAVIER RAMOS ZAMBRANO

17 de enero de 2021 12:00 AM

Por novena vez consecutiva el Real Cartagena arrancó el viernes en la noche un nuevo campeonato en el torneo de la B, el de segunda categoría. Ha sido una espera larguísima para los seguidores del conjunto auriverde que pedían a gritos cambio de administración.

No es un secreto que la gente se cansó de los malos resultados en la era de Rodrigo Rendón como presidente, sin embargo, parece que en este 2021 la esperanza para muchos de regresar a la primera división, vuelve a renacer con un nuevo proyecto que quedó en cabeza de Colombiagol, con Renato Damiani como nuevo presidente del equipo.

Sabemos también que Rodrigo no se separará del todo al quedar con una parte minoritaria en las acciones, pero la hinchada confía y está expectante en que el nuevo liderazgo sepa llevar los hilos de un club que se metió en el corazón de la ciudad y que lamentablemente ha regalado más tristezas que alegrías.

Dicen que el que empieza bien termina bien, y eso es lo que esperamos todos los cartageneros con este nuevo Real Cartagena que derrotó en su primer partido al Cortuluá en el estadio Jaime Morón; desde el 2018 el conjunto heroico no iniciaba el año ganando, cuando sumó sus primeros tres puntos al derrotar por la mínima a Orsomarso.

Apenas fue el primer partido y sería irresponsable sacar conclusiones del futuro de este equipo, pero lo cierto es que ese talento y el carácter que mostraron los muchachos para sacar el triunfo deben seguir y reforzarse. Como escribió el periodista Carlos Caballero: “Los pupilos de Nilton Bernal, que ingresaron algo timoratos en el primer tiempo, tuvieron nervios de acero en el complemento y pudieron exhibir mejor elaboración de juego. Sí. Real tuvo orden, corrió, metió, tuvo buen juego por pasajes y mucha decisión”.

En esa senda hay que seguir para que la ilusión permanezca intacta, pues es una pena que el equipo de fútbol de Cartagena, con una gran plaza y una afición que ha demostrado su pasión en las buenas y en las malas, tenga que seguir en la B. Este año es la decimonovena vez que el Real juega este torneo, mientras que en la Primera A solo ha estado en 11 oportunidades, la última en 2012.

Amigos me dicen que soy masoquista, pero no me importa, desde pequeño, cuando algunos de mis compañeros de colegio preferían alentar a equipos ganadores que solo veían por televisión, como América, Nacional o Junior, yo dije que siempre iba a preferir al equipo de mi ciudad. Y aquí estaremos hasta el final.

Adenda: Quiero hacer un llamado a la hinchada del Real, mucho ojo con las aglomeraciones en las afueras del estadio. Cuídense y piensen también en que como en Bogotá, la Alcaldía podría cerrar las puertas para los próximos juegos.

*Periodista. Magíster en Comunicación. Twitter: @javieramoz.

TEMAS