Confusión

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una falla en uno de los transformadores de corriente (TC) de la subestación eléctrica de Sabanalarga (Atlántico), originó un apagón en el nororiente del país que afectó, durante casi seis horas, parte de la Costa Caribe creando molestias entre la población, y confusión y ‘pánico’ entre algunas autoridades.

Los TC son elementos cuya función es tomar una muestra de la corriente que circula por los conductores de potencia, uno por cada fase, para medirla, y permitir que los dispositivos de protección puedan desconectar el flujo en caso de una falla: no son dispositivos de potencia, pero permiten medir y controlar la potencia. Al haber fallado uno, según el comunicado de prensa emitido por ISA, se produjo una orden de desconexión “monofásica” errada que hizo que el sistema se desbalanceara, y que los generadores conectados perdieran carga, se embalaran, subiera la frecuencia en la red y se desconectaran por protección, causando el apagón.

No sabemos en qué condiciones estaba operando el Sistema Integrado Nacional (SIN), pero en condiciones normales, con las Líneas de Interconexión Nacional en servicio, pudo haber sucedido una de dos: que la inercia del SIN soportara la pérdida de carga, o que colapsara todo el país, como ya sucedió en el 2007 por una falla en la Subestación Torca, al norte de Bogotá.

Sin embargo, como es frecuente que al iniciar el verano se produzcan noticias de escasez de lluvias, y estado crítico de los embalses, que no buscan otra cosa (a mi sentir) que elevar el precio en la bolsa con el que se remunera a todos los generadores, es muy posible que esta parte del país (Sucre y Córdoba no sufrieron el apagón) estuvieran trabajando con térmicas, aislada del SIN; pero, aun así pienso qué si el disparo hubiera sido trifásico, se hubiera podido evitar el colapso regional

En relación con la duración, hay dos aspectos que considerar. El primero, ¿por qué la interconexión nacional no aportó la energía necesaria para reestablecer el servicio?, y el segundo, que como en el pasado las subestaciones no estaban desatendidas era más fácil y rápido conocer el origen de una falla para aislarla y normalizar el resto; pero hoy no hay operadores en las subestaciones, toda la información está en manos del sistema de control SCADA, que en estos casos produce tal volumen de información digital, que toma tiempo recabar y analizar.

Por otro lado, no obstante ser hoy un fenómeno infrecuente, los más adultos recordamos los apagones y racionamientos posteriores, originados por voladuras de torres de energía en atentados guerrilleros, sin que nuestras autoridades entraran en pánico ni ofuscación: en lugar de invitar a racionalizar el consumo del agua, por ejemplo, porque la capacidad de almacenamiento de la empresa es finito, y no había forma de bombear más, invitaron a abastecerse, lo cual pudo conllevar al desabastecimiento.

*Ing. Electrónico, MBA.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS