Columna


COP26

JOSÉ WILLIAM PORRAS

26 de noviembre de 2021 12:00 AM

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) se celebró del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021 en Glasgow (Reino Unido). La COP26 tuvo como objetivo acordar y acelerar la acción sobre el Acuerdo de París y establecer los nuevos objetivos climáticos para los próximos años. Los jefes de Estado de 197 países asistieron a la cumbre, junto con varios expertos y activistas en cambio climático.

La COP26 ha sido considerada como la última oportunidad que tenemos en el planeta para evitar su destrucción. Era el momento de llegar a los acuerdos que permitirán contener el aumento de la temperatura media global a no más de 1,5 ºC, sembrando las bases para reconstruir economías locales y globales, estableciendo un camino sostenible hacia la recuperación de la Tierra, en grave peligro de llegar a un punto de no retorno si el aumento de la temperatura media global a finales del siglo sube por encima de 1,5 ºC.

El documento final fue firmado por todos países que asistieron a la COP26, no es legalmente vinculante, pero sí se espera que establezca una agenda global contra el cambio climático para la próxima década.

Los principales cinco puntos del acuerdo son:

1) Se le insta a (en lugar de comprometer a) los países desarrollados a duplicar los fondos para los países en desarrollo, para ayudarles a adaptarse al cambio climático.

2) Se les solicita a los países a actualizar, a más tardar el año entrante, sus metas de reducción de carbono para 2030.

3) Se hace un llamado para reducir gradualmente “el uso del carbón como fuente de energía y los subsidios a los combustibles fósiles ineficientes”.

4) Se hace énfasis en la necesidad de “aumentar significativamente el apoyo” a los países en desarrollo, más allá de los US$100.000 millones al año.

5) Se establecerá un diálogo para examinar el tema de dinero a cambio del daño que el cambio climático ya ha causado.

Aunque India y China al final impidieron que se firmara el término de “eliminación gradual del uso del carbón como fuente de energía”, se destaca la mención sin precedentes de que este combustible fósil es la principal fuente del calentamiento global y por lo tanto el compromiso para reducir su uso.

La COP26 muestra un avance para solucionar la crisis por el calentamiento global, imponiendo metas más estrictas contra la quema de carbón y que los países desarrollados por lo menos dupliquen sus provisiones colectivas de financiación dirigidas a ayudar a las naciones en vías de desarrollo, a adaptarse al cambio climático para 2025, lo cual es importante para evitar el aumento de temperatura mayor a 1,5 ºC.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS