Dau vs. Concejo

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No han pasado 20 días de la nueva era Dau y ya hay un tira que jale entre la administración distrital y el Concejo que no ayuda en nada al desarrollo que necesita la ciudad.

Todos sabíamos que la relación entre el mandatario y el cuerpo edilicio no iba a ser fácil, pero esperábamos mayores esfuerzos, de ambos lados, para sacar a flote cuanto antes a una Cartagena que requiere de grandes proyectos.

Da grima y lástima a la vez ver que entre las noticias más comentadas en la calle están los rifirrafes, las acusaciones y señalamientos que van de una esquina a otra, y ninguno baja la guardia, como esperando el primer descuido para tratar de noquear. Mientras tanto, aquel diálogo franco para que La Heroica avance, sigue estancado.

Hasta entre los mismos concejales ya se empezaron a presentar unas disputas innecesarias. Por ejemplo, la discusión que se dio porque el concejal Javier Julio Bejarano no asistió a la votación de la personera tras presentar excusa médica, generó el malestar en algunos de sus colegas, que no daban a entender otra cosa que él le estaba sacando el cuerpo a esa responsabilidad. El concejal entonces cuestionó a tres más que en la anterior administración también se ausentaron varias veces sin al parecer dar ninguna explicación. Ese “dime tú que yo te diré” no debería seguir desgastado a nuestros políticos.

Qué vergüenza también lo que ocurrió el pasado jueves en la mañana en la sesión del Concejo, cuando los concejales sacaron del recinto al abogado José Ángel Aguilar, quien fue designado por el alcalde como enlace técnico entre ambos entes, porque él no tiene aún un contrato laboral con el Distrito. Ver salir a un ciudadano del recinto, de esa manera, es bochornoso y ambas partes son protagonistas, pues por un lado, sigue fallando la administración con la legalización de los contratos para vincular personal desde que se inicia cada gobierno; por el otro, es humillante la actitud del Concejo, que podía previamente buscar otra salida antes de generar esa tensión.

Para rematar y avivar dicha tensión, esa noche el alcalde William Dau publicó en sus redes sociales uno de sus acostumbrados letreros en el que se preguntaba, palabras más, palabras menos, ¿cómo los concejales van a recuperar toda la plata que invirtieron en la campaña?, aumentando así la andanada de disparos virtuales de sus seguidores contra los cabildantes.

Ya salieron los honorables a pedirle que no generalice y hasta a advertirle que se irían a “una oposición política” de seguir con esa actitud.

Increíble, ni un mes y estamos en estas. Es hora de dejar los egos personales a un lado para pensar en la ciudad. ¿Qué pasará al fin con el pasaje de Transcaribe? ¿Cómo es que se va a crear la Secretaría de Transito? ¿El POT al fin qué? ¿Qué proyecto nuevo, de gran envergadura, se tiene para la ciudad?, etcétera. Eso es lo que deberíamos estar discutiendo. Cuatro años se pasan volando.

*Periodista. Magíster en Comunicación. Twitter: @javieramoz

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS