Defendamos los corales

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los arrecifes coralinos son ecosistemas cercanos a las costas de áreas tropicales donde en menos del 1% del planeta habitan el 25% de todas las especies marinas, unas 9 millones.

Estos inigualables y coloridos animales sedentarios viven en colonias submarinas con peces multicolores, crustáceos, moluscos, gusanos, esponjas. Les llaman “bosques húmedos del mar” por su biodiversidad.
Son muy productivos, tanto o más que la industria portuaria o pesquera que los amenaza: ese 1% genera en el mundo ganancias cercanas a U$375 billones al año.
Los científicos nos aportan más datos de sus generosos servicios: inciden en la alimentación del 10% de la población mundial. 1 km2 de arrecife produce al año 15 toneladas de peces y frutos del mar, US$5,7 billones de ganancia estimada.

Según Mateo López el arrecife de Varadero tiene 2 km y un ancho variable de 500 a 1000 mt. En la adaptación al cambio climático son vitales por ser una barrera, protegen la costa y a los manglares del oleaje, crean playas y actúan contra la erosión y tormentas en 109 países.

Gracias a los corales de franja hay playas de arena blanca, iguales a la sobreexplotada en Barú que no defendemos con rigor. Este servicio mundial se calcula en U$ 9,0 billones. 94 países asocian como nosotros su turismo a los corales y las ganancias se tasan en U$ 9,6 billones al año. Como seres vivos sintetizan sustancias químicas con potencial de ser usadas en drogas antiinflamatorias y anticoagulantes o contra el cáncer o el sida.

La estupidez humana por ambición e irresponsabilidad sacrificó 25% de los arrecifes del mundo, 75% de lo que queda está amenazado y si sigue la destrucción en 10 años perderemos otro 15%. Tenemos que pararnos en la raya o en los próximos 100 años los arrecifes y sus servicios desaparecerán, afectando la seguridad alimentaria del mundo.

En el Caribe, de 1950 a hoy se ha perdido el 50%, similar a lo desaparecido de nuestros arrecifes. El de Varadero, asociado a los corales del archipiélago del Rosario y de Barú, por los sedimentos y contaminación de la bahía era improbable, pero para sorpresa de los científicos su estado es mejor que el 90% de los del Caribe.

¿Qué tiene esta colonia coralina de diferente a los que sí sucumbieron?

Los coralórogos Pizarro, Medina y López indican que por sus características únicas tenemos que conservarlos, e insisten en que falta mucho estudio para explicar por qué no se deterioraron como otros del Caribe y el mundo. Al descubrirlo podrán crearse herramientas de manejo y conservación, y programas de restauración ecológica en otros corales.

Permitirle a los portuarios en nombre del progreso asesinar los corales heroicos dragando un canal, sería además catastrófico para el Patrimonio Ecológico y las comunidades que por siglos han vivido de la riqueza colectiva que Varadero nos ofrece.
*Abogado ambientalista y comunicador
 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS