Columna


Desarrollo y progreso social

GABRIEL RODRÍGUEZ OSORIO

23 de enero de 2023 12:00 AM

Me escribe Augusto Martelo Martínez, músico cartagenero residente en Villa de Leyva (Boyacá), quien con varios músicos, entre ellos otro cartagenero, Javier Tono Lemaitre, tienen una banda de música. ¡Qué delicia! los músicos son los artistas más dichosos de todo el firmamento artístico.

Augusto, uno de los primero roqueros de Colombia, cuya banda alternó con la del ex Beatles Ringo Starr, preocupado por su Cartagena natal me pregunta compungido, qué es lo que pasa si llegan tantos turistas extranjeros y nacionales y la pobreza persiste, y antes por el contrario se aumenta.

¿Qué pasa que no se distribuye el trabajo y la riqueza, acaso no existe una visión planificada del turismo?

No existe tal visión planificada, hay que sentarse a diseñarla. Y no porque haya desarrollo económico se traducirá necesariamente en progreso social si no se ejecutan unas acciones políticas, para convertir esa riqueza en beneficio sobre todo para los estratos bajos; los que, a pesar de que llegan millones de turistas a la ciudad, aún siguen excluidos de las oportunidades laborales que genera esa actividad.

¿Cuáles son esas acciones políticas que hay que ejecutar?: Acceso con cobertura del 100% de agua potable y alcantarillado a toda vivienda, acceso a una vivienda digna, acceso a la educación escolar, técnica y universitaria; acceso al conocimiento, al internet y al sistema cultural sin exclusión; poseer seguridad personal y colectiva, acceso inmediato a los servicios sociales del Estado: salud, entretenimiento y transporte; vivir en un medio ambiente sostenible. Cuando se cumplan estos mínimos podemos empezar a hablar de progreso social, y si no se hace, la pobreza seguirá 100 años más, así lleguen millones de turistas.

Hay que, con carácter de urgencia si se quiere cambiar el panorama, abrir nuevas fuentes de empleo, por ejemplo, en ese otro polo turístico que es la Ciénaga de la Virgen y la Zona Suroriental, sin dejar de potenciar por supuesto lo ya existente, donde se generan muchísimos empleos. Todos hablan de realizar un paseo peatonal en la Vía Perimetral, al borde de la ciénaga, con máquinas biosaludables, ciclorrutas, etcétera, pero nadie habla de producir empleos. En esa zona tenemos que desarrollar un proyecto (previa conclusión de la vía) de grandes dimensiones económicas, creando rutas gastronómicas, teniendo además la ciénaga un enorme potencial piscícola, y activando económicamente el bello cuerpo de agua para toda clase de actividades lúdico-turísticas.

Por eso me pregunto: ¿Quién va a usar las máquinas biosaludables o pasear por la ciclorruta si tiene hambre? ¡Nadie!, no se han dado cuenta que no se puede hacer nada con hambre.

Tenemos que empezar a generar empleos en la mencionada zona, la que además tiene un gran potencial turístico desperdiciado.

Arquitecto.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS