Columna


Desfiguración social

CÉSAR PIÓN GONZÁLEZ

07 de julio de 2022 12:00 AM

Cuando se pierde la forma, es porque se ha perdido el contenido de valores como la solidaridad, pertinencia, sinceridad y muchas más virtudes humanas y deberes ciudadanos que son la esencia para la verdadera convivencia y la lucha por el bien común.

La sociedad es fallida con los desposeídos, maltratados, y perdedores que agrandan sus resentimientos, odio y dolor, los que entregan a nuevos mesías, quienes pasan las facturas de abandono y exclusión a un solo sector de la sociedad, el cual será presentado al mejor estilo Romano a su circo, para ser asesinados por gladiadores o devorados por los leones en un espacio muy pequeño, donde casi nadie se salva de estas fieras hambrientas.

Como de alguna manera expresó uno de los grandes maestros de la literatura universal, Gabriel García Márquez en su obra ‘El amor en los tiempos del cólera’, loros y micos mantendrán una algarabía muriendo cuando acaban las frondas, mientras que robustos caimanes se hacen los muertos con sus fauces abiertas horas y horas esperando al desprevenido, aturdido y perdido ser que apostó al heroísmo, pensando que podía ser su parné saltando en sus narices.

Valdría la pena hacer un pare de agresiones sociales y sin distingos, ni figureos, entregar al presidente Gustavo Petro suficientes proyectos de La Heroica y sus cuerpos de agua, ya que él ha planteado en su programa de gobierno la reactivación económica del país de frente al agua, que en el caso del distrito de Cartagena, equivale al mar, lagos y lagunas.

Dejemos de ser loros y micos, y propongamos una semana de recibo y ponencias de transporte acuático, marinas, emporios deportivos y turísticos, cultivo y procesos de algas para la medicina, sin excluir a ningún sector, semana que debe ser coordinada por la academia para toda la ciudad, sin dejar a nadie de lado.

Es claro que Cartagena debe voltear su mirada hacia la Ciénaga de La Virgen, a sus caños y lagos, al mar, a la zona insular, que son gran parte de sus atracciones turísticas, y así proyectar su desarrollo incluyendo a los nativos, para que el sentido de pertenencia reine y se constituya en un verdadero ejemplo para el país.

Este objetivo solo lo podemos lograr si trabajamos unidos, sin distingo, sin señalamientos, sin resentimientos, dejando de lado cualquier interés personal y buscar el bien común de los ciudadanos del Corralito de Piedra, generando iniciativas de confianza a la inversión en temas de marinas, construcción de muelles, embarcaderos, mejoramiento de la avenida del Lago, la construcción de la 5ª Avenida de Manga, reinversión de la tasa portuaria, el tren de cercanías, distritos térmicos como fuentes renovables, etc., tomando la oportunidad que nos brinda el frente de agua y desarrollar los trámites que sean pertinentes, y oportunos en tiempos reales.

*Concejal de Cartagena.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS