Columna


Después del COVID-19

JOSÉ WILLIAM PORRAS

14 de enero de 2021 12:00 AM

Cuando pase la pandemia producto del COVID-19, el mundo nunca será igual, habremos aprendido y aceptado que la transformación, adaptación, renovación y manera de ver nuestro entorno ha sido seriamente afectado, el individuo, la familia y la sociedad habrán aprendido de las secuelas del virus que no solo afecto la salud, sino la manera de encarar otros retos que le vendrán en un futuro a la humanidad. Cambios principales de paradigmas que sufriremos:

La salud: si bien la humanidad ha sufrido 19 pandemias, el estar conectado a través de las redes sociales y prácticamente conocer con diferencias de minutos lo que sucede al otro lado del mundo, ha hecho que nos consolidemos como un todo, buscando la cura al virus en tiempo récord, sobreponiéndonos a protocolos anticuados que llevaban a que una vacuna fuese aprobada después de varios años de investigación, hoy se logró en menos de un año y en el futuro ese tiempo será menor.

El trabajo: la productividad, el consumo y los mercados sufrirán la mayor transformación no prevista en tan corto tiempo, en algunos casos no se requerirá el trabajo presencial, se emplean más las redes para conectarnos y solucionar los problemas inherentes a ello, la robótica ganará preponderancia en la industria. La presencia física en mercados y centros de distribución, no será tan necesaria, la distribución de los productos podrá efectuarse por redes y centros de distribución hasta el consumidor sin moverse de casa, la asistencia digital será la principal herramienta que conectará la cadena trabajo-producción-distribución y consumo. Las empresas que tenga la capacidad de adaptarse a ello, serán las más florecientes en el futuro.

El estudio: la preparación y modelo educativo serán otros de los sectores que más cambios tendrán. Si bien el estudio a distancia antes de la pandemia estaba ganando preponderancia, hoy con la pandemia ha sido vital para evitar el atraso y perderse un año escolar y/o universitario. Todos los centros educativos han encontrado una gran ayuda en plataformas que se interconectan empleándose el computador como aula de aprendizaje a través del cual se transmite y se recibe educación.

Información: las redes sociales han ganado una preponderancia y continuará así, no hay ninguna razón para no conocer lo que suceda en cualquier lugar del mundo, por lejano que se encuentre, hoy los niños con la facilidad de los celulares se interconectan y manejan los programas digitales con facilidad que muchos adultos y esto cada vez será más útil en la transmisión de la información, que ya mostró su importancia en esta pandemia y en el futuro será aún más empleado.

TEMAS