Columna


Día Internacional de la Lucha Anticorrupción

SALVATORE BASILE FERRARA

08 de diciembre de 2021 12:00 AM

Soy seguidor de William Dau Chamat desde su época de veedor cuando descubrió varios entuertos que le significaron unas amenazas de muerte en su contra, que lo obligaron a salir del país. Y cuando volvió, para candidatizarse a la Alcaldía de Cartagena, lo seguí apoyando, aunque pensé que las maquinarias de los politiqueros lo iban a aplastar bajo una montaña de votos comprados. Pero con un mínimo presupuesto que él mismo aportó logró volverse verdaderamente el alcalde del pueblo sin comprar un solo voto... Después lo seguí apoyando cuando se empecinó en una lucha sin cuartel contra los malandrines que se nutren de la sangre del pueblo, unos carroñeros cuyo mejor negocio es contratar con un Estado corrupto, unos funcionarios de mano fácil para adelantar anticipos de miles de millones de pesos sin haber puesto ni un ladrillo de la obra contratada. Con mi socio Gabriel “El Indio” Rodríguez después de la administración de Dionisio Vélez nos fuimos de safari a cacería de elefantes blancos y encontramos siete obras que ya habían recibido un lauto anticipo de 7 u 8.000 millones y en el lugar ni la valla aparecía con la descripción de la obra, ni un trabajador y ni siquiera un vigilante. Con la posesión de Dau comenzaron a aparecer ciudadanos preocupados ya que el burgomaestre estaba dedicado principalmente a descubrir la corrupción que había en todas partes: testimonios son los dos libros blancos ya publicados, y se quejaban del rumbo que estaba tomando la administración Dau; los mismos que por más de treinta años han subido el mal gobierno y la corrupción de funcionarios deshonestos, y claro, estaban chillando porque el alcalde quería limpiar las cargas. Y así lo hizo y así lo está haciendo, además arreglando calles y avenidas y engalanando la ciudad de un bonito alumbrado navideño que ha hecho la felicidad de los cartageneros y de turistas que en masa han escogido a Cartagena como su destino vacacional. Además, gracias a su atrevida participación en las marchas que destrozaron medio país, Cartagena fue de las menos vandalizadas. Y mañana jueves 9 de diciembre en el Centro de Convenciones, la Alcaldía invita a un conversatorio sobre el clientelismo en época electoral, sobre financiación, violencia y corrupción en las campañas políticas, los medios de comunicación, el periodismo, las campañas políticas y la corrupción y lo más importante para mí: la integridad electoral en medio de la pobreza, participemos, aportemos, allí estaré, soy fan de Dau Chamat, fan desinteresado porque en tres años de Corazón Contento, 3 años de servir decenas de miles de almuerzos a niños de barrios como Revivir de Los Campanos, y Villa Hermosa en Nelson Mandela, no ha habido de parte de la Alcaldía ninguna ayuda responsable, ni la Secretaría de Educación se ha percatado que estamos recibiendo centenares de niños en nuestras instalaciones donde reciben clase de lectura y comprensión, teatro, manualidades, canto, yoga, evitando que estén sueltos de madrina en la calle que tanto corrompe.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS