Diagnóstico

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

¿Cómo se debe sentir una persona con una enfermedad que no ha podido ser diagnosticada? Tener síntomas tan fuertes y recurrentes que la obligan una y otra vez a buscar ayuda médica sin encontrar respuesta. Síntomas que persisten sin que nadie pueda entender qué está sucediendo. ¿Cómo se deben sentir los que los rodean? Papás, amigos, hermanos, quienes se convierten en simples espectadores del sufrimiento de su ser querido. ¿Qué pasaría si la respuesta está a miles de kilómetros y difícil conocerla? Esto es de lo que se trata Diagnosis, lo nuevo de Netflix.

Teniendo hoy la facilidad de ver tantas cosas desde nuestras casas, me encanta cuando encuentro series que siento que aportan. Diagnosis (que traduce a diagnóstico en español) es una nueva serie que sigue a la dra. Sanders, quien intenta ayudar a pacientes con enfermedades particulares y misteriosas a conseguir un diagnóstico y la cura del mal que los aflige, usando el internet para poder consultar al que le interese en todo el planeta, desde especialistas a personas común y corriente. Si la ven, prometo muchas lágrimas.

En 2017, Colombia fue catalogada por la Revista International Living como el país con el tercer mejor sistema de salud, en materia de costos, acceso y calidad para extranjeros. Una triste realidad pues, como se ha hecho notar los últimos años, acceder al sistema de salud en Colombia resulta un privilegio, más que un derecho.

Hace unos días Hassam, a través del humor, manifestó fuertes críticas al sistema de salud en Colombia. Resaltó realidades que viven los colombianos como lo difícil que resulta acceder a urgencias en un hospital pues el número de enfermos supera la capacidad de las entidades de salud. Como también la demora o falta de autorización a los pacientes para hacer citas o solicitar exámenes.

¿Sería mejor cambiar la visita médica por subir videos con los síntomas en plataformas en internet para ver qué dice la gente? Aun así, sería difícil corroborar la información que uno recibe, pues el internet muchas veces es un pésimo consejero frente a posibles enfermedades. Uno busca dolor de cabeza y sale que se está muriendo.

A pesar de lo bueno que puede ser el sistema de salud en Colombia, en la teoría y para los privilegiados, son muchos más los que tienen poco acceso a las maravillas de él. ¿Cómo se regula la corrupción interna de estas prestadoras de servicios de salud para que no se aprovechen del sistema que debería cumplir las necesidades médicas de sus afiliados?

Ya me imagino la versión colombiana de la serie: capítulo de “paseos de la muerte” y pacientes esperando meses para la primera cita y después otros meses para hacer los primeros exámenes. Tomaría años terminar de grabar solo un par de capítulos.

En la serie, los capítulos que he visto tienen un final feliz. Solo espero que, dentro de muy poco, también regrese a escribir sobre el final feliz del problema de salud en Colombia.

*Abogada.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS