Diálogo social y ODS

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La ONU, que cada vez se preocupa más por la globalización corporativa, ha creado los Principios Rectores ONU para Empresas y Derechos Humanos (Principios Ruggie).

Pese a las bondades que trae el diálogo social para la democracia y para las empresas, en Colombia no funciona por culpa del gobierno y empresarios que quieren imponer a rajatabla una agenda de más flexibilización laboral y pensional.

La OIT ha estudiado los efectos que el diálogo social tiene en la economía y en la democracia, se previenen conflictos, reduce la desigualdad, discriminación, promueve la paz social, democracia participativa, la transparencia.

El diálogo social en Colombia no funciona básicamente por tres causas, por falta de iniciativa del gobierno para generar las condiciones que lo hagan efectivo y productivo.

Porque a los empleadores no les interesa el dialogo social, les han comprado a algunos abogados y asesores la teoría del “derecho laboral del enemigo” y no les interesa conversar, dialogar con trabajadores y los sindicatos.

Para el Estado, gobiernos y los grandes empresarios, la democracia y la vigencia de derechos humanos en sitios de trabajo no son admisibles y que el sindicalismo no es incidente en las políticas laborales del país.

El gobierno se debate entre las voces que en su partido CD, claman por fuerza y autodefensa. Duque hablaba de diálogo, unidad y de escuchar a los colombianos, pero firmó el decreto que creó el grupo financiero de entidades públicas. Por el momento toca seguir en la calle con los cacerolazos, los conciertos, las marchas en paz, sin violencia, esa ha sido la clave con los paros nacionales 21n, 27n, 4d que lideran 60 organizaciones del Comité Nacional de Paro.

Mejor celebración del Bicentenario no hemos podido tener, para superar prejuicios del empresariado y gobierno que ven el diálogo social como coadministración, debilidad empresarial y a los trabajadores sindicalizados como enemigos.

En virtud de los planes de desarrollo distritales, municipales, departamentales, que deben aprobarse en el 2020, los nuevos mandatarios territoriales se deben aplicar los 17 objetivos de desarrollo sostenible ONU, ODS y Pacto Global Empresas.

La invitación es a no seguir desconociendo al pueblo, sindicatos, pensionados y sus 60 organizaciones sociales que conforman el Comité del Paro Nacional y sus 13 puntos del pliego presentado al Gobierno, al Congreso, empresarios y gremios.

Los gobiernos y empresas deben crear condiciones para un diálogo social que funcione bien, establecer un clima que lo promueva, con legislaciones adecuadas, políticas, recursos, instituciones para que el diálogo nacional pueda realizarse.

*CUT BOLÍVAR.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS