Columna


El camino es la ruta de la exportación

GILMA ESPAÑA

25 de octubre de 2020 12:00 AM

Con ocasión de la tensión comercial y la emergencia sanitaria, ha surgido incertidumbre para los empresarios, especialmente para los del sector agroindustrial. Sin embargo, el encuentro entre estas convulsas circunstancias mundiales y el vigente Tratado de Libre Comercio entre Colombia y los EE. UU. ha ido despejando una esperanzadora nueva ruta de exportación y una especial atención por parte de ese país para abastecer sus necesidades alimentarias con mayor participación como proveedores. Pequeños y medianos empresarios del ‘agro’ se encuentran en un escenario inusual que ha ido marcando un camino que busca aprovechar la actual coyuntura comercial. Colombia es el primer socio comercial agrícola de los EE. UU. en Suramérica. También es el tercer mercado agrícola más importante del hemisferio occidental. En cuanto al departamento de Bolívar, existen dos productos agroindustriales cuyo rendimiento en exportaciones hasta ahora sobresalen: la langosta congelada y el ñame. El primero comenzó a exportar en el 2016 y alcanzó ventas por $178 mil dólares. En el 2019 superó los $2 millones de dólares. En cuanto al ñame, Bolívar -departamento de mayor producción de este tubérculo a nivel nacional con el 45% de la producción- registró en el 2018 un aumento del 555% en sus ventas con respecto a lo que logró en el 2013, presentando ventas por $1,4 millones de dólares. Es momento de aprovechar el vacío que ha dejado la tensión comercial para lograr diversificar nuestra oferta exportadora proponiendo otros productos fuertes de la región, como lo son la yuca, el melón, mango, maíz y el plátano, que cuentan con admisibilidad al mercado americano. Bolívar cuenta con 2,6 millones de hectáreas rurales para suplir los volúmenes requeridos por EE. UU. y capacidad instalada y en proyectos formulados, para que los agricultores tengan centros de acopio y transformación de producto. Igualmente, cuenta con irrigación natural de sus suelos por el canal del Dique y por este mismo, fácil acceso al Puerto de Cartagena. Marcar rutas exportadoras es una decisión que genera prosperidad, siempre y cuando haya un acompañamiento experimentado y comprometido. Entidades como Agrosavia deben continuar capacitando y especializando a nuestros agricultores para ofrecer productos diferenciados con precios competitivos a mediano y largo plazo. Desde la Cámara de Comercio Colombo Americana de Cartagena continuaremos fomentando esta cultura exportadora, les daremos las herramientas a los empresarios de la agroindustria para continuar creciendo, incluso en tiempos de aparente contingencia empresarial.

TEMAS