Columna


El canal de Colombia

JOSÉ WILLIAM PORRAS

16 de octubre de 2021 12:00 AM

El Canal de Colombia sería una nueva vía interoceánica a nivel del mar, para buques portacontenedores Neopanamax de más de 20.000 TU.

En algunas de las recomendaciones y evaluaciones que hicieron la Comisión de Sabios por solicitud de la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez, donde junto con el CN (RA) Carlos Andrade propusimos se retomara la posibilidad de revisar el proyecto Atrato-Truando, fundamental para Colombia ruta descubierta en 1855 y que estuvo a punto de materializarse durante la presidencia de Virgilio Barco hace más de 40 años, habiéndose creado la Ley 53 de 1984 que ordenaba la construcción del canal.

El Canal en Colombia abriría los puertos de la Costa Este de Estados Unidos, el Golfo de México y el Este de Suramérica incluido Brasil, conectándolo con los puertos de toda la costa occidental de América y Asia.

El canal de Panamá está pasando por una etapa difícil debido al calentamiento global que ha venido secando los lagos artificiales que se construyeron para alimentar las esclusas y que permiten pasar los buques del Atlántico al Pacífico o viceversa, por la diferencia de nivel entre estos dos océanos de aproximadamente 27 m. y en cada paso se pierden más de 27 millones de galones de agua en las esclusas viejas de Gatún y Miraflores y más de 50 millones por las esclusas nuevas para pasar buques porta contenedores Neopanamax.

En 1970, Estados Unidos estudió más de treinta posibles sitios en América y concluyó que el único lugar para hacer un canal interoceánico a nivel del mar era la Ruta 25, que incluye los ríos Atrato-Truando, en Colombia por su caudal.

La zona del Canal de Colombia pertenece a los Consejos Comunitarios Afrocolombianos (Ley 70 de 1993) y quienes se unieron en 2015 en una Asociación Privada para construirlo.

Si miramos desde lo económico, el Canal de Suez cobra un peaje de 50 dólares por cada contenedor cargado. Si el buque lleva 20.000 contenedores, paga un millón de dólares y representa un ingreso anual de 6 a 9 mil millones de dólares al año. Creará empleo, salud, educación y prosperidad y aumentará el PIB al 10% anual si se construye este canal en Colombia.

El proyecto canal Atrato-Truando sería en este momento una de las opciones más viables, que le traería un gran desarrollo al Chocó, que siempre ha estado en segundo plano en cuanto a políticas de desarrollo.

Amazon publicó el libro El Canal de Colombia en inglés y español en 2020. Ha habido varias ofertas de financiamiento, pero se necesita el apoyo del Gobierno nacional y de todos los colombianos para hacer realidad este proyecto que resolvería muchos de los problemas económicos y de pobreza en que está el país.

No dejemos pasar otros 40 años, aprovechemos la oportunidad ahora.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS