Columna


El carrusel político

ENRIQUE DEL RÍO GONZÁLEZ

29 de marzo de 2022 12:00 AM

En Colombia estamos atravesando una época especialmente candente, la electoral. En ella reinan los cíclicos pasajes de los candidatos: reuniones, recorridos, debates, entrevistas, propagandas, lemas, comentarios, discusiones y no faltan las reyertas entre seguidores que dejan enemistades hasta en las familias. Además, pululan promesas, odios y ataques, pero sobre todas las cosas es flagrante, en algunos casos, la manipulación disfrazada de estrategia política, usada por inescrupulosos con el fin de obtener acceso al tan anhelado poder.

Para estos menesteres hay expertos nacionales e internacionales que no solo se encargan de preparar y pulir al muchas veces impotable candidato (el producto) con el fin de que sea de fácil digestión y aceptación por las masas y se venda bien, sino que también procuran una guía adecuada, objetiva y sincera para quien se adentra a ese peligroso mundo y requiere de consejos sinceros y experiencia.

Los aspirantes poco afortunados e incautos se rodearán de lagartos, mentirosos y serviles, que aun sin razón conformarán un comité de aplausos, así mismo generarán una muralla infranqueable que evitará a toda costa que el candidato y luego funcionario, tenga acceso a otras personas y opiniones, lo encierran en un metro cuadrado donde pierde todos los sentidos y sentimientos, en especial la memoria y gratitud.

Los verdaderos profesionales del mercadeo político a veces la tienen difícil, les toca convertir la madera en oro o más bien procurar que así parezca, pues es un imposible categórico que un asno vestido de elegante traje funja como tecnócrata, pero con los efectos adecuados quizá lo aparente. Otras veces cuando el candidato goza de aceptación y reconocimiento les resulta más fácil, ya que solo estarán para mantener su buena imagen e impedir que cometa errores o que lo haga en la mínima proporción.

En todos los casos, el círculo táctico evitará y sofocará cualquier crisis que amenace con enlodar al protegido. Obviamente estos asesores están en todo el derecho de ejercer ese oficio que particularmente estimo apasionante y sumamente necesario, sobre todo por la campaña sucia que es usada sin ningún tipo de miramiento y que resulta ser más común de lo que se cree, por lo que los expertos estarán siempre para contrarrestarla.

Los estrategas se enfrentarán a duros conflictos éticos y a episodios donde profesionalmente y a sabiendas, les toque procurar vestir a un lobo de oveja. Ahí se convertirán en cómplices de la desgracia de un pueblo que, tal como se hace alusión en la película “Experta en crisis”, protagonizada por Sandra Bullock, seguirá en el carrusel de un sistema de mentiras, en el que no importa el bien común y solo se pretende satisfacer momentáneamente la insaciable sed de poder para luego seguir buscándolo con fundamento en el engaño.

¡Bájate del carrusel!

*Abogado.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS