El novelón

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Ministerio de Agricultura, cumpliendo la ley 89 de 1993, el 4 de enero contrató con Fedegán el manejo del Fondo Nacional de Ganado, pues además había concluido la administración temporal de Ministerio a través de Fiduagraria, con el gravísimo daño de la pérdida del estatus de país libre de aftosa.

Por esa situación, el pasado 3 de octubre asistí a la Comisión Nacional de Aftosa, convocada por el ICA con la participación de PANAFTOSA, para evaluar acciones orientadas a recuperar el estatus. Allí se plantearon dudas sobre el crecimiento del hato durante los últimos ciclos de vacunación, que de 22 millones de cabezas registradas por Fedegán y por el Censo Agropecuario, ¡pasaron a 26 millones en un año! Ante la necesidad de claridad, ofrecí la capacidad técnica del equipo de Fedegán, operador durante 20 años del programa que logró la certificación internacional, para apoyar el ciclo que se iniciaba y para hacer un análisis predio a predio, a partir de la información que el ICA entregaría con un compromiso de confidencialidad, que suscribí como presidente de Fedegán.

Solo Fedegán fue convocada porque la Comisión, creada en la Ley 395 de 1997, así lo determinó, pues se consideraba a Fedegán como la entidad ganadera más representativa, hasta que el gobierno Santos armó una campaña de difamación para voltear esa percepción.

Esa es la realidad. Ahora paso al novelón que, ladinamente, alguien le contó a una periodista de la W, y a partir del cual se hicieron afirmaciones aventuradas contra Fedegán.

La reunión técnica se convirtió en secreta y para “cocinar” la entrega de la parafiscalidad a Fedegán, y su presencia por mandato de la ley en discriminación contra otras entidades. Entregar información con fines técnicos pasó tener oscuras intenciones de control sobre los ganaderos; el acuerdo de confidencialidad se tornó en secretismo sospechoso; ofrecer apoyo con personal calificado, que hice al anterior gobierno y fue despreciado, es calificado de tráfico de influencias y costosa contratación.

Me pregunto qué se pretendía con este novelón para inducir a un medio a tan fantasiosa interpretación de una reunión técnica. ¿Acaso desviar la atención del billonario negocio del contrabando y la corrupción en el ICA que lo permitió?

El ministro respondió preguntas y explicó las decisiones y sus argumentos de legalidad, sobre el novelón de la reunión técnica y sobre el proceso de contratación de Fedegán.

No obstante, a pesar de los esfuerzos del presidente Duque, la polarización persiste y la verdad se sacrifica. No valen razones ni argumentos y se siguen rumiando persecuciones mezquinas, mientras se ignoran hechos graves, como la pérdida del estatus y la billonaria y opaca contratación de un ministro de Agricultura.

Parafraseando la cita bíblica, “quien no tenga oídos para oír, nunca oirá”.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS