Columna


El peligro en las sociedades

ALMIRANTE (R) ÉDGAR ROMERO V.

28 de octubre de 2019 06:59 AM

Lo que aquí presento lo he vivido en organizaciones de diverso tipo, tanto en EE.UU. como en Alemania y Colombia. Su base es Psicología Social.

Doblepensar (doublethink) es un neologismo (nuevo concepto) que aparece en la novela de George Orwell, 1984, parte del léxico de la neolengua, versión extremadamente simplificada del Inglés, del Ingsoc «socialismo inglés». Según el autor, doblepensar, como herramienta de dominación es: el poder, la facultad de sostener dos opiniones o creencias contradictorias simultáneamente en la mente.

Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo lo que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del olvido sólo por el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esa realidad que se niega... se admite que se están haciendo trampas con la realidad. Mediante un nuevo acto de doblepensar se borra este conocimiento, y así indefinidamente, manteniéndose la mentira siempre unos pasos delante de la verdad.

Dice en la Revista de Psicología Social, Vol. 2, 1987, Janis, Irving, Universidad de Yale: ‘Pensamiento grupal’ es un término del mismo orden que las palabras que George Orwell presenta en 1984: un vocabulario con términos como ‘doblepensar’ y ‘crimenpensar’. Al alinear el pensamiento grupal con dichas palabras de Orwell, se ve que el pensamiento grupal adquiere una connotación perversa. Esta perversidad es intencional: el pensamiento grupal se refiere al deterioro de la eficacia mental, de la capacidad de contrastación de la realidad y del juicio moral que se producen como resultado de presiones ‘endogrupales’.

El sesgo o favoritismo ‘endogrupal’ es tendencia grupal a valorar mejor a sus miembros. Cambia actitudes, preferencias y comportamientos.

Dice en Los Angeles Times, Mike Bowler, Dec 1989: el arte de decir lo que usted no completamente quiere decir; sobre el lenguaje existe la Doublespeak (Doblehablar) Review, trimestral, que publica eufemismos, confusiones, galimatías y lenguaje que cambia o evita la verdad y responsabilidad.

Lutz Will muestra ejemplos en su libro, ‘Doublespeak’, Harper & Row, 1989. Unos profesores de inglés en EE.UU. otorgan un premio anual en Doublespeak por eufemismos. Se puede llegar al colmo del cinismo, como la candidatura de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos de la ONU (Portafolio Sep 2019); como aquí se ve: el engaño va desde mentirillas a lo máximo, impulsado grupalmente.

La historia muestra desastres como: Bahía Cochinos, Challenger & Columbia y Pearl Harbour, debido a efectos de pensamiento grupal erróneo y poder de situación; lo que da espacio a: soberbia, mentiras, engaños y comportamientos irracionales. La base del tema y su manejo lo da la psicología social.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS