Columna


El presente tecnológico de Colombia está en la niñez

KAREN ABUDINEN

04 de mayo de 2021 11:00 AM

Hay algo en común entre los niños más pequeños y los genios de Silicon Valley: Que creen en los unicornios.

En la jerga tecnológica y empresarial de hoy, un ‘unicornio’ es una empresa que alcanza un valor de mil millones de dólares en sus rondas de levantamiento de capital y lo consiguen porque los inversionistas creen en ellas.

En Colombia han surgido dos unicornios. Otros surgirán pronto. Y más, muchos más, vendrán si nos ocupamos de invertir en nuestro recurso más preciado: los niños.

No hay nadie más abierto, más dispuesto a entender y aprovechar los beneficios de la tecnología que un niño. La mezcla de curiosidad innata y empuje para probar cosas nuevas los hace consumidores entusiastas, listos a aprender y, con cada vez mayor frecuencia, a enseñar.

Como todos los otros grupos poblacionales, nuestros niños se encontraron, por cuenta de la cuarentena, obligados a aumentar su uso de los dispositivos tecnológicos y los ambientes digitales. Un estudio promovido el año pasado por un operador celular halló que, incluso antes del coronavirus, los niños colombianos pasaban conectados a la Internet entre 3 y 5 horas diarias. Esa cifra solo pudo subir tras la pandemia.

Por eso, desde el Ministerio TIC hemos redoblado esfuerzos para que sean precisamente los niños una prioridad de nuestros planes y programas.

Convencidos de que las destrezas tecnológicas marcarán una diferencia crucial en su vida educativa y en su vida laboral, ampliamos los alcances del programa En TIC Confío + para que enseñe a niños y niñas de entre 6 y 11 años de edad cómo hacer un uso responsable de las tecnologías.

Por supuesto, no los queremos solo consumiendo tecnología, sino creándola. Por eso avanzamos, este año, en el propósito de conformar un nuevo banco de docentes de 8.500 instituciones educativas públicas que se capacite para llevar a sus estudiantes formación en temas de pensamiento computacional y programación. Actualmente, tenemos certificados 6.499 ‘profes’ que capacitamos en 2020 y que están ayudándonos a nuestra meta de llegar a medio millón de estudiantes.

Ese mismo espíritu es el que mueve convocatorias como Jugando y Kreando, con las que buscamos mostrar que incluso los niños más pequeños pueden aprender los fundamentos de la programación si sus profesores saben enseñarles en clases divertidas y útiles.

Jugando y Kreando busca 5.000 docentes de instituciones educativas oficiales interesados en aprender y enseñar pensamiento computacional a niños y niñas de los grados Transición, Primero y Segundo.

Pocos pondrían en duda que las habilidades Stem, esas relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, son determinantes para el desarrollo de todas las personas y representan hoy una ventaja competitiva similar al que en su momento significó el dominio del inglés.

Por eso desde el Ministerio TIC estamos abriendo el camino para que más niños colombianos accedan a estudios en programación, ciencias de la computación e inteligencia artificial que potencien su curiosidad y su creatividad. Con programas como Ruta STEM, llevaremos estas destrezas y habilidades a cerca de 300.000 adultos, docentes, niñas y niños.

Además, de eso, este año y en buena parte de 2022 se instalarán 14.745 centros digitales en escuelas de veredas y corregimientos para que niñas y niños puedan hacer uso de internet en sus colegios hasta 2031. Esto no solo beneficia a los estudiantes y las personas que trabajan en el colegio, sino a los habitantes que pueden utilizar el servicio en puntos externos, habilitados para ese fin.

Pero, por supuesto, parte del trabajo de acercar a los más jóvenes al mundo de la tecnología es facilitarles el uso de equipos que no siempre están a su alcance. Por ese motivo el Ministerio TIC ha redoblado los esfuerzos para que Computadores para Educar siga siendo la puerta que lleva a nuestros estudiantes de instituciones educativas oficiales a disfrutar de ese acceso.

El Ministerio ha dispuesto, este año, un presupuesto de más de 57.000 millones de pesos para compra de tecnología destinada a este programa.

Cada vez más entidades territoriales se suman a nuestros esfuerzos para llevar las herramientas tecnológicas a los niños, niñas y jóvenes del país. Este año son 240 los alcaldes y gobernadores que se unieron a Computadores para Educar, lo que representa un crecimiento del 173 por ciento.

No me cabe duda de que veremos los frutos de todas estas actividades en beneficio de nuestros niños y niñas en un futuro que no será muy lejano. Potenciados por el conocimiento, la formación y el acceso a la tecnología, serán ellos los creativos, emprendedores y empresarios del mundo tech de mañana.

Los unicornios existen, y en el mundo tecnológico de hoy todo comienza con quienes puedan creer en ellos.

Ministra TIC

TEMAS