Columna


El presidente de los pobres

SALVATORE BASILE FERRARA

22 de junio de 2022 12:00 AM

Cuando mi amigo Poncho Rentería me llamó para comentarme la victoria del Pacto Histórico, me dijo una frase que me llenó de esperanza: “Le va a ir bien a los pobres”.

Y efectivamente los discursos de Petro, perdón, del señor presidente, y de Francia Márquez, vicepresidenta histórica, indican que la primera grande empresa de este nuevo gobierno será acabar con el hambre y la pobreza absoluta.

Esto se puede hacer si se quiere, esto hay que hacerlo porque estamos criando una generación de niños con menor desarrollo físico y capacidad cognitiva. Hay más de cinco millones de niños desnutridos “una verdadera masacre de inocentes”, dice Henry Vergara Sagbini, del Observatorio Ángeles Somos.

“El cerebro del ser humano alcanza su máximo potencial a los seis años, si el niño se desnutre, su futuro intelectual y emocional se desmorona”. Hace dos años que trabajo con mi Fundación Corazón Contento en unos comedores comunitarios, con la ayuda de ciudadanos generosos de toda Colombia y el mundo.

Por medio de donaciones estamos sirviendo la friolera de 500 almuerzos diarios, 5 días a la semana, esta es una cifra enorme, llega casi a una tonelada de arroz mensual y además la proteína, la verdura, la leche, los huevos.

Esto demuestra que sí se puede resolver un problema que honestamente me da vergüenza reconocer, mi Cartagena fantástica, mágica, pero incapaz de alimentar a sus niños. Por eso me pareció maravilloso que el primer combate de nuestro nuevo presidente y vicepresidenta va a ser contra el hambre, hay que declarar una verdadera guerra contra el hambre, no podemos permitir que nuestros niños, “el futuro del país”, sean desnutridos por un sistema que está demostrando sus fallas. Hasta en el país más rico del mundo que es Estados Unidos, mas de 40 millones de estadounidenses vienen debajo de la línea oficial de la pobreza, y el racismo se refleja en que el 11% de los niños blancos en EE.UU. viven en la pobreza, pero esta tasa llega a 32% para los niños negros.

La desigualdad de ingresos y riqueza en EE.UU. es mayor que en todos los países desarrollados, en Italia ‘il bel paese’, más de 8 millones son pobres, entonces no son los hombres, es el sistema; por eso lo que propone el Pacto Histórico es un cambio, pero un cambio real. Estoy seguro de que Gustavo Petro y Francia Márquez le van a ofrecer a los pobres colombianos una luz de esperanza, sí, pero también un plato de comida en la mesa.

Y aquí estamos doctor Petro, doña Francia, listos para ayudarles en esta guerra santa para salvar a nuestros niños y salvar a Colombia de tener una generación subdesarrollada física y mentalmente. Aprovecho para agradecer a la junta directiva del Observatorio Ángeles Somos, por haberme invitado a ser socio de esta bella organización.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS