Columna


El quinto mandamiento

Christian Ayola

19 de mayo de 2022 12:00 AM

No matarás es el quinto de Los Diez Mandamientos entregados a Moisés según la tradición hebrea en el monte Sinaí, muchos debates éticos se ciernen sobre la interpretación de este precepto bíblico, quitar la vida a otro ser humano conlleva efectos psicológicos perturbadores para los directa o indirectamente afectados, consecuencias que se imprimen en la psiquis, degradando la cohesión del tejido social, haciendo posible su decadencia.

Señalan Ortega y Gasset en 1941, como respuesta a Heidegger, que “la vida es una realidad extraña, de la cual lo primero que conviene decir, es que es la realidad radical, en el sentido de que a ella tenemos que referir todas las demás, así sean afectivas o presuntas, tienen de un modo u otro que aparecer en ella”.

¿Por qué ocurre en Cartagena? - Una ciudad turística, un escenario de goce y esparcimiento, que no obstante sostener alta tasa de homicidios por la guerra entre organizaciones dedicadas o relacionados con el microtráfico, sumadas a las que acontecen por intolerancia entre vecinos, o en el ámbito familiar, todavía, y a pesar de ciertas advertencias, aparecemos en el imaginario nacional y mundial como una ciudad segura.

Cartagena recibió, aproximadamente, más de 200 mil extranjeros en el 2021, la época de las temporadas altas, y bajas, parece ser cosa del pasado, la ciudad tiende a mantenerse llena, aunque el turismo no puede ser la única fuente de ingresos para todos sus habitantes, es indudable que esta actividad fortalece las finanzas, atrae inversionistas, y deja regalías para otros sectores productivos, lo que incide directa o indirectamente en toda la economía, y, de alguna forma, influye en el bienestar de un gran sector de su población.

Sun Tzu, autor del Arte de la Guerra, afirma: “Terrorismo es el arte de matar a uno para aterrorizar a 10.000”, así, todos los ciudadanos, incluso los de nivel nacional y hasta internacional, quedamos estupefactos, consternados y desconcertados, de cómo una estructura criminal parecería superar a las Fuerzas del Estado; precisamente, el mensaje que pretenden con este excecrable homicidio, puesto en escena en una vitrina, es hacernos sentir vulnerables, para que perdamos la confianza en las instituciones responsables de garantizar el orden y la convivencia.

La Policía Nacional, personalmente su director, mi General Jorge Luis Vargas Valencia, en compañía de la subdirectora de la Fiscalía, junto con oficiales y técnicos expertos de la Dijín, se han encargado de la investigación, lo que nos resalta la importancia del compromiso como país y especialmente de la ciudad para su elucidación.

Los ciudadanos estamos en el deber social de apoyar a nuestras autoridades en el esclarecimiento no solo de este, sino de todos los hechos criminales, especialmente aquellos que acaban con la vida humana.

*Psiquiatra.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS