El sueño de alcalde

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Profesor, usted está punteando en las encuestas, su programa “ideas simples para Cartagena”, tiene miles de seguidores en las redes y su contrincante cercano está a 50 puntos. Cuéntenos la clave para lograr tanto apoyo popular. Es simple, mi programa de gobierno inicia con el compromiso de no robarme un centavo, trabajar para convertir a la ciudad en un sitio sin abismos de inequidad, libre de corrupción y con oportunidades de desarrollo sostenible.

De ser elegido, los impuestos deberán ser pagados por todos los que deben aportar. Una vez posesionado iniciaré las acciones para eliminar las exenciones tributarias que varias empresas reciben teniendo ingresos multimillonarios en Cartagena, algunas destruyendo las calles con sus camiones pesados y sin generar empleo, mientras que el ciudadano de a pie deja de comprar textos escolares o pagar el curso de inglés de los hijos para cumplir con su deber de pagar los tributos.

Habilitaré los pisos del Hospital Universitario que están abandonados como si no existiera el derecho a la salud. Recuperaré los peajes internos en el primer mes del mandato, así como el dinero que están facturando desde que se cumplió el tiempo de operación. Eso mejoraría la calidad de vida de miles de personas que deben pagar el equivalente a un almuerzo para poder desplazarse a sus lugares de trabajo, enriqueciendo a pocos. Todos los dineros para protección costera y la recuperación del canal del Dique los invertiré en educación, y lo que quede será para soluciones de vivienda digna.

Las obras en la ciudad no serán ejecutadas como lo hace Edurbe, a milímetro por día y contratando a empresas a dedo. Las calles serán pavimentadas sin maquinaria, es decir, desde la remoción del pavimento viejo hasta los detalles finales de las carreteras serán realizadas por personas como se hacía antes, con mona, pico y pala. Esto generaría miles de nuevos empleos y las obras serán terminadas en tiempo récord. Los contratos de relimpia dejarán de ser usados para pagar favores políticos, y la limpieza de caños estará ligada a un programa multifacético de educación ambiental y cultura ciudadana que convertirá a la ciudad en una urbe verde, con un millón de nuevos árboles.

Profesor, disculpe, tengo entendido que usted no renunció a su cargo público para poder aspirar a la Alcaldía, usted está inhabilitado. Miércoles, no puede ser, esto es una pesadilla. Profesor, despierte, finalmente podremos salir del corralito y llegar al sitio de muestreo del derrame en la bahía, acaban de sacar al bus arrastrado por el caño taponado con basuras en el aguacero.

*Profesor

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS