Columna


En Cartagena también urge hacer un Pacto Histórico

Miguel Ángel Correa

07 de julio de 2022 12:00 AM

Entre el 2012 y 2019 fuimos testigos de la degradación de la cultura política en la ciudad: 9 alcaldes en 8 años. De estos, uno destituido y otro se encuentra en detención domiciliaria. De otra parte, entre el 2015 y 2019, 11 concejales estuvieron privados de la libertad por el caso de la elección irregular de la excontralora Nubia Fontalvo, quien también se encuentra en prisión. De los 11 concejales, dos siguen detenidos y los otros salieron por vencimiento de términos. Aún así algunos fueron reelegidos para el periodo 2019 - 2023.

“Cuando dos elefantes se enfrentan, quien más sufre es la hierba que pisan”. Este proverbio africano recoge lo que actualmente vive Cartagena. En 2019 la ciudadanía en rechazo a la maquinaría política, elige un alcalde activista anticorrupción. Sin embargo, la confrontación con el Concejo no se hizo esperar, al punto que, por primera vez el Concejo aplicó dos mociones de censura, logrando el retiro de dos integrantes del gabinete y han anunciado la tercera moción. No han aprobado el empréstito que ha solicitado el alcalde en tres ocasiones, no han aprobado la incorporación de recursos que no fueron ejecutados por la Alcaldía en la vigencia 2021. Las negativas del Concejo se dan por los constantes enfrentamientos con el alcalde, quién sigue su lucha frontal por la transparencia en la gestión pública desde la Alcaldía.

Retomando la reflexión del proverbio africano, los únicos que sufren las consecuencias de los enfrentamientos entre el Concejo y el alcalde es la ciudadanía, que requiere con urgencia mejorar la calidad de vida.

Por ello urge hacer un Pacto Histórico que ponga el bien común de la ciudad por encima de los intereses particulares, que permita construir una ruta para transformar la cultura política de la ciudad, que nos invite a no eliminar al que piensa y siente diferente, sino por el contrario, que se pueda trabajar y construir en medio de las diferencias.

Este pacto deberá tener unos principios para generar las confianzas y el trabajo colaborativo:

Bien común: construir los acuerdos fundamentales que requiere la ciudad.

Transparencia: en todos los procesos desnaturalizando “el todo vale” o “que robe, pero que haga”.

Ubuntu (soy porque somos): todas y todos podemos coexistir en un mismo espacio, con intereses diferentes, pero podemos cooperar para procesos de bien común.

Lenguaje no violento: aquí radica el éxito de este pacto, en el lenguaje. Hemos naturalizado el uso de la violencia en el lenguaje a quien piensa diferente, y lo hacemos mediante chistes, comentarios sarcásticos etc., reduciendo al otro y a la otra a mínima expresión, haciendo un mal uso del derecho a la libertad de expresión.

Este pacto es con las mujeres, los jóvenes, la academia, los empresarios, los partidos y movimientos políticos; las instituciones educativas, los medios de comunicación, las iglesias, las JAC, las organizaciones sociales etc. Este pacto será el Pacto Heroico que transformará a Cartagena.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS