Exoneración tributaria local

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Está en discusión en el Concejo Distrital un proyecto de exoneración tributaria a nuevas empresas que se localicen en Cartagena, con el fin de promover la inversión, el desarrollo económico y generar empleo. Los gremios locales apoyan la medida porque consideran que la ciudad está perdiendo competitividad en la atracción de inversiones, cuando se compara con otras que ofrecen esas exoneraciones. La medida está bien intencionada, pero valdría la pena revisar algunas investigaciones que han evaluado el impacto de estas políticas para tomar una decisión mejor informados.

Para los Estados Unidos se han realizado algunos estudios que evalúan el impacto de los incentivos tributarios en la localización de nuevas compañías en estados y ciudades. Un primer elemento que recalcan estos estudios es que los incentivos tienen un costo alto para los gobiernos locales. Se estima, por ejemplo, que fue de 45 billones de dólares en 2015, lo que representó en promedio el 30% de los impuestos a las empresas que recaudaron los gobiernos estatales y locales.

Otro elemento que se destaca es que las decisiones de localización de las empresas suelen tomarse considerando otros factores, como el perfil de la mano de obra, la prevención del crimen o la capacidad para construir y mantener infraestructura. Se ha identificado que los desincentivos no tributarios son más importantes en la toma de decisiones de nuevas inversiones: deficiencias de infraestructura, corrupción, régimen regulatorio y estabilidad legal, entre otros.  

Con frecuencia en los Estados Unidos las compañías grandes, como Amazon o Toyota, anuncian que instalarán una nueva sede y los diferentes gobiernos estatales y locales compiten por atraer esa inversión. Así se desata una guerra tributaria en la cual todos ofrecen paquetes de incentivos similares. Al final, deciden considerando otros factores, como la mano de obra o la tradición de existencia de sindicatos en la región, y los gobiernos pierden importantes recursos con los cuales podrían mejorar el entorno de inversión en su territorio.

Los estudios entregan algunas recomendaciones que tal vez sean válidas para el caso cartagenero: incentivar a los negocios locales existentes, promover el emprendimiento local y poner atención en aquellos factores institucionales que pueden frenar las nuevas inversiones. Si son aprobadas exenciones, debe tenerse claro cuánto dejaría de recibir la ciudad, el mecanismo de verificación de los beneficios (por ejemplo, la creación de empleo formal) y no deben otorgarse a todos los sectores, sino a aquellos que generen más impacto.

Jaime Bonet
jbonetmo@banrep.gov.co
 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS