Grabaciones en Mahates

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Como el tema político está caliente, decidí partir nuevamente hacía Mahates (Bolívar), para conocer la opinión de mi viejo amigo, quien se aloja en el “Centro Mental de Reposo de Nuestra Señora de las Neuronas”. Como algunos lo recordarán, “el señor puede tener problemas con algunos tornillos en su cabeza, pero eso no le quita sus conocimientos en política.”

Cuando lo veo le digo: “Ajá, compadre, ¿cómo va la vaina?” Y el hombre, presuroso, me responde: “Pilas muñeco, quietico con el celular, que luego no quiero aparecer grabado en el programa de la W”. Yo le interpelé: “No amigo, tranquilo, hablemos sin comprometerte”. Y para entrar en materia le pregunto: “Bueno... ¿y cómo ves el tema político local?” Él, con aire filosófico, se despacha: “Papi, las ideas me llegan a la cabeza vía ‘dron’ y aunque me almorcé una ‘big data’ apoteósica con papas, nunca pude entender el concepto metafísico de Vicente en El Espectador, cuando dijo: ‘Agente Provocador”.

Luego continuó: “Papi, te digo, ‘Agente Provocado’ quedé yo, cuando me entero en la grabación que alguien se pueda ganar $300.000 millones de ‘lucas’ de pura mitomanía en 4 años de gobierno, mientras nosotros aquí hablando de la ‘anti-inteligencia artificial’, no seamos tan pendejos. ¡Tráeme algo viejo man! Mientras allá circula el 15% para lo que sea, tú no traes ni un jugo de OPS”, remató malgeniado.

Y siguió hablando: “Mira papi, como dice el psiquiatra Popeye Bermúdez: ‘Los locos están en la calle y los cuerdos en los manicomios’. ¿Acaso no miraste en las grabaciones cómo se pelean entre ellos, porque uno le roba la comisión al otro? ¿Estaré sordo? Es que ellos están convencidos que ese dinero es de ellos, ¿me explico? La verdad, es un tema de análisis para el dr. Popeye, mientras yo aquí me desayuno una ensalada de Twitter, revuelta con carrusel de la contratación. Y claro, luego vienen las investigaciones exhaustivas, que terminan exhaustas. Es triste, a todos se les vencen los términos y yo aquí más aburrido que caballo de carrera en un balcón”.

“Amigo, me tengo que ir. ¿Cómo quieres rematar?”, le pregunté. Y me dijo: “Muñeco, mira: a mí no me preocupa que un político robe, me entiendes, porque al final esa persona está corriendo el riesgo de ser capturada y encarcelada. En un país civilizado, esas serían las consecuencias de sus actos. Lo que sí me saca la piedra es que además de robarnos, piensen que el resto de la humanidad somos unos pendejos al hacernos creer que son la madre Teresa de Calcuta”. Y se marchó sin despedirse.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS