Columna


Hablemos de las mutaciones del SARS-CoV-2

JOHANA BUENO ÁLVAREZ

12 de mayo de 2021 09:27 AM

Como ha sido difundido por la mayoría de los epidemiólogos en el mundo, el virus SARS-CoV-2 tiene una gran capacidad de mutación. Y esto es sencillo de explicar: entre más activa esté la transmisión, mayor será la probabilidad de que se produzca dicha mutación, lo que también aumenta las probabilidades de transmisibilidad en la población.

Para el caso colombiano, las autoridades sanitarias han identificado más de 50 linajes con sus propias características, pero predominan en el país las variantes B1 o B1.1.1.. Desde el mes de febrero se han observado algunos cambios importantes en los linajes tradicionales, se están presentando mutaciones que despiertan mucho interés, pero también representan también una señal de alerta. Estás mutaciones son: N501Y, E484K y P681Y que se encuentran presentes en linajes como el sudafricano, británico y brasilero.

¿Qué nos pueden decir estos datos? Esta información nos revela que estas mutaciones vienen reemplazando rápidamente a otras mutaciones que venían circulando en Colombia, y haciéndolas más transmisibles.

Entendiendo este contexto, es importante hablar de Cartagena: Gracias a la implementación de la vigilancia genómica para SARS-CoV-2, con el apoyo del laboratorio del Instituto Nacional de Salud, (a corte del mes de mayo del 2021) se comienza a observar en las muestras enviadas las mutaciones de especial interés como lo son N501Y, E484K y P681H además de la variante británica llamada B1.1.7..

Es importante resaltar que la combinación de estas mutaciones en los linajes de circulación común aumentan la probabilidad de transmisibilidad y letalidad en la población así como la forma en cómo se presentan los síntomas, lo que tiene un impacto en el incremento de los casos de hospitalización y fallecimientos.

Ante este panorama, ¿Qué podemos hacer como ciudadanos? La respuesta de sencilla aplicación: acudir a la institución de salud ante cualquier síntoma leve o ante la sospecha de contacto estrecho de un caso positivo. Además, fortalecer y seguir implementando las medidas de bioseguridad y autocuidado como el uso correcto del tapabocas, lavado de manos constantemente y distanciamiento físico en especial en recintos cerrados, establecimientos públicos, playas y balnearios. Permitir la adecuada ventilación de casas , apartamentos y recintos cerrados, así como en el momento de compartir en restaurantes y establecimientos comerciales.

Importante: En caso de realizar desplazamiento alguna zona del país o en países donde haya presencia de alguna variante o mutación de interés se debe realizar aislamiento preventivo por 14 días.

Aunque parezca una recomendación repetitiva, la clave para enfrentarnos para hacerle frente al SARS-CoV-2 está en nuestras propias manos.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS