¿Hasta cuándo?

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

He escrito 7 artículos en El Universal desde el 5 de junio de 2015, hablando sobre las inundaciones en Cartagena, han pasado 5 alcaldes desde esa fecha, algunos elegidos por voto, pero con periodos muy cortos y destituidos por diferentes razones (desde inhabilidades, hasta corrupción) y otros a dedo para reemplazar a los anteriores, pero la realidad, ninguno ha hecho nada para solucionar el mayor problema que tiene la ciudad en épocas de lluvias. Ya comenzaron con algunos aguaceros sin mayor fuerza, pero sí dejando calles, avenidas, barrios y Centro Histórico con el agua hasta la rodilla.

Se habla sobre el Plan Maestro de Drenajes Pluviales, que está listo, que le falta poco, que no hay plata (se estima en $2 billones), que ahora se está adicionando $310 mil millones al presupuesto de Cartagena, pero la realidad es que no veo ni interés, ni deseos de solucionar en forma definitiva este problema y seguramente pasaremos otras cinco alcaldías y nada.

Los 126 canales pluviales requieren una urgente recuperación y adecuación, la mayoría son inoperantes por estar ya a nivel del mar y/o tapados de basuras, escombros y desechos que los mismos habitantes de los barrios por donde pasan los arrojan a ellos. Castillogrande y Bocagrande requieren una obra urgente en la avenida hacia la Bahía interior desde el Edificio en construcción (antigua casa de Judith Porto hasta el Club Naval) que evite su inundación en época de lluvia o cuando la marea sube.

Se aproximan las elecciones para escoger alcalde y no he oído de ninguno de los precandidatos o candidatos tocar este tema. Las elecciones serán en plena época de lluvia y seguramente ahí si hablarán sobre ello.

¿Qué se requiere? Cambio de mentalidad de sus dirigentes, votantes y no obras por conveniencia particular, sino de bienestar común y de interés general. Cartagena poco a poco se está convirtiendo en un caos en los diferentes frentes que han debido tener una inversión y ejecución de obras importantes retardadas principalmente por haber tenido 11 alcaldes en los últimos 10 años y eliminar la contratación secreta, exigir que se publiquen los nombres de los socios y contratistas que se ganen las licitaciones y los entes de control hacer un seguimiento oportuno durante la ejecución de las obras y no dejar pasar el tiempo para indicar los desfalcos y/o incumplimientos. No más obras inconclusas y con sobrecostos.

La voracidad económica y falta de liderazgo, mantiene un atraso consentido de por lo menos 20 años. Tenemos que crear conciencia y cambiar la mentalidad, pensando en la ciudad, antes que sea demasiado tarde. Tendremos la oportunidad de elegir un buen alcalde en las próximas elecciones, hagámoslo, para que no nos llegue el agua al cuello.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS