Historial imborrable

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La aguda crisis que viene atravesando Venezuela en los últimos años ha desencadenado en la emigración de cientos de miles de sus habitantes. Aunque es frecuente culpar de este éxodo a Maduro, porque es durante su gobierno que se produjo, en realidad los problemas se venían gestando desde que se instauró el chavismo, hace 19 años.

La tesis de que el modelo político venezolano funcionó con Chávez y que sólo con el arribo de Maduro al poder comenzó a desmoronarse la democracia está gravemente errada. Quienes interpretan el chavismo como un buen sistema que se estropeó ante el actuar irracional y tiránico de Maduro, desconocen u omiten el historial de medidas erráticas que se dieron durante el mandato de Chávez.

No es cierto que hubo una ruptura o una discontinuidad en los estilos de ambos mandatarios porque, como bien lo afirma el historiador mexicano Enrique Krauze, “Maduro es un corolario natural de Chávez”, y, encima, fue elegido a dedo por él mismo. Podemos citar muchos ejemplos que muestran que la situación presente de un Estado criminal tiene sus raíces en la llegada de Chávez al poder en 1999.

Un primer atentado contra la democracia fue el desprecio de la Constitución que vigente en 1999, que había sido obra de un equipo liderado por Rómulo Betancourt, socialdemócrata que reinstaló la democracia en Venezuela. Chávez se empeñaría en borrarlo de la historia no sólo cambiando la Constitución sino, literalmente, ordenando el retiro de la estatua que se erigía de Betancourt y que estaba en el Parque del Este, en Caracas.

Otra demostración de irrespeto profundo a los valores democráticos se dio en 2009 cuando el chavismo saqueó la gran sinagoga de Caracas, atentando contra un grupo minoritario religioso, los judíos. Se cree que este no fue un hecho aislado o arbitrario sino sistemático, dado que se ha demostrado que uno de los consejeros de Chávez fue un notorio antisemita nazi-comunista, Norberto Ceresole.

Fue durante el periodo presidencial de Chávez que las riquezas del país comenzaron a destruirse, tanto por robos estatales (PDVSA se volvió la caja negra del presidente) como por la falta de mantenimiento de la infraestructura pública. ¿Ejemplos? En 2003, más de 20 mil trabajadores de PDVSA fueron despedidos; comenzó el desabastecimiento de las tiendas; y gran parte del empresariado y muchos académicos emigraron desde ese tiempo.

Sin tener su carisma, Maduro ha seguido el camino trazado por su maestro (y por Raúl Castro), y su gobierno representa el cumplimiento total del proyecto chavista de acabar con la democracia y el liberalismo. El pueblo venezolano lo dice todos los días, huyendo de su país. Venezuela se desmorona mental y materialmente, así que cuando la tiranía se vaya, la recuperación tomará mucho más de una generación.

Las opiniones aquí expresadas no comprometen a la UTB o a sus directivos.

*Profesor, UTB, Miembro del Laboratorio Lipha (Université Paris Est, Francia)

COLUMNA EMPRESARIAL
slaunay@utb.edu.co

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS