Columna


La agenda de Cartagena

REDACCIÓN COLOMBIA

21 de junio de 2013 12:00 AM

JUAN CAMILO OLIVEROS CALDERÓN

21 de junio de 2013 12:00 AM

El proyecto “Cartagena Cómo Vamos” (CCV) presentó en esta semana la evaluación de la calidad de vida en Cartagena en 2012. El informe incluyó variables claves de política pública, cuyo desempeño mejora o empeora la calidad vida de los ciudadanos.
Así, CCV calculó indicadores de educación, salud, servicios públicos, vivienda, medio ambiente, infraestructura y espacio público, movilidad, seguridad ciudadana, desarrollo económico y pobreza.
Del informe se desprenden dos grandes temas para Cartagena. El primero es la urgencia de establecer una agenda prioritaria de acciones de corto plazo que sea ejecutada en los próximos dos años y medio. El segundo es la necesidad de mejorar la calidad, confiabilidad y oportunidad de la información generada por la administración distrital. La falta de un sistema público de información impide hacer evaluaciones de impacto de las políticas locales.
El próximo alcalde tendrá la responsabilidad de revisar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), formular un nuevo plan maestro de acueducto y alcantarillado, y ejecutar el plan maestro de drenajes pluviales, entre otros.
Según CCV, para mejorar las condiciones de vida de los cartageneros, la próxima administración debe trabajar de manera prioritaria en:
1) Educación y cultura ciudadana: Promover en la ciudad un pacto de largo plazo que supere los periodos de gobierno para aumentar la cobertura neta del sistema educativo, en particular la educación preescolar, y recuperar la confianza en las instituciones y autoridades.
2) Salud: Disminuir las tasas de: mortalidad materna, la de nacidos vivos que mueren y del embarazo adolescente, así como vigilar y controlar mejor la calidad de la prestación del servicio.
3) Seguridad y convivencia ciudadana: Disminuir los homicidios por violencia entre pandillas, y promover la integración social.
4) Hábitat: Controlar el crecimiento urbano, avanzar en la superación del déficit habitacional y construir infraestructura de drenajes pluviales y control de mareas.
5) Movilidad: Poner en marcha a Transcaribe a más tardar en diciembre de 2014. (Para entonces se habrían construido 10,3 kilómetros de troncales en 10 años)
Sin duda, una condición para enfrentar estas enormes responsabilidades es que la administración distrital invierta en la generación y consolidación de un sistema de información que genere oportunamente datos de calidad. Y también en hacer evaluaciones de impacto de las políticas públicas para producir conocimiento sobre los problemas y sus soluciones. No basta hacer seguimientos de la ejecución de un plan de acción o desarrollo.  La información apoya la toma de decisiones públicas, facilita la rendición de cuentas, y fortalece la confianza.

*Profesor, Programa de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, UTB
hcalvo@unitecnologica.edu.co