La Casa Grande

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En 1962, Alejandro Obregón ganó el Premio Nacional de Pintura del XIV Salón de Artistas Colombianos con su obra “La violencia”. Ese mismo año, su amigo Álvaro Cepeda Samudio publicó La casa grande, novela predecesora del célebre boom latinoamericano. Mientras los años 60 acunaron el surgimiento de notables artistas y escritores caribeños, paradójicamente la región iniciaba un penoso proceso de empobrecimiento.

Han pasado más de 50 años de la publicación de Cepeda y del reconocimiento a la obra de Obregón, y aún no hemos logrado cerrar las brechas económicas y sociales frente al resto del país ni superar los efectos de la violencia. Por el contrario, el rezago regional en muchos aspectos se profundizó.

Para avanzar en el propósito común de reducir la pobreza, el pasado 11 de julio en Barranquilla se lanzó la Cumbre Caribe por la Inclusión y la Transformación Social “La Casa Grande”, evento promovido por el economista e historiador Adolfo Meisel Roca.

La Casa Grande pretende “dar voz a quienes no la tienen”, según lo planteó el también codirector del Banco de la República, y consiste en construir y discutir cinco documentos que medirán las brechas sociales regionales en educación, nutrición, salud, saneamiento básico y financiamiento, y calidad del gasto.

Por el corto alcance de iniciativas previas, ahora se toma un camino más ambicioso. Se busca no sólo construir otro diagnóstico regional, sino establecer las metas de cobertura y cuantificar los recursos necesarios para lograrlas en 12 años, en 2030, fecha señalada por la ONU para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La elaboración de los documentos está a cargo de investigadores de cuatro instituciones regionales: Fundesarrollo, la Universidad del Norte, el Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER) del Banco de la República y la Universidad Tecnológica de Bolívar. La presentación de las propuestas se realizará el 30 de noviembre en Santa Marta en un evento que estará precedido de una agenda de discusión en diferentes ciudades de la Costa Caribe donde se construirán participativamente las propuestas de desarrollo regional.

Ahora que cultura y desarrollo regional toman caminos opuestos, la obra de Cepeda se convierte en el marco donde se formula la estrategia para cerrar las brechas sociales de la Costa. La Casa Grande significa seguir construyendo una región tal como la que soñamos: con oportunidades, en la que puedan surgir por igual artistas, escritores, cantantes y científicos, sin que las opciones ni la vida misma estén determinadas por la lotería del destino.

*Decano Facultad de Economía y Negocios, UTB

COLUMNA EMPRESARIAL
dtoro@unitecnologica.edu.co

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS