Columna


La defensa (inusual) de Fuad Char

TATIANA VELASQUEZ

23 de enero de 2023 12:00 AM

El 19 de enero, ante la Justicia, la excongresista Aida Merlano Rebolledo volvió a mencionar a la familia Char, a Julio Gerlein y al contratista Faisal Cure como partícipes de una red de compra de votos, orquestada desde Barranquilla, con la que ella se benefició en 2018. Al día siguiente, el 20 de enero, el exsenador Fuad Char le respondió, a través de un video-comunicado.

Merlano se ratificó en sus acusaciones durante una diligencia, como parte del juicio que enfrenta el contratista y empresario Gerlein por concierto para delinquir, violación de topes y corrupción al sufragante.

Las declaraciones que Merlano viene dando desde 2020 a los medios de comunicación y a la Justicia han salpicado, reiteradamente, a la otrora poderosa familia Gerlein, que tuvo una de las duplas más conocidas del país: el longevo exsenador (ya fallecido) Roberto Gerlein y su hermano Julio.

Merlano, además, ha hablado de una sistemática corrupción en la contratación pública de Barranquilla, liderada por Alejandro Char, heredero político de Fuad. Desde 2020, cuando dio sus primeras declaraciones a la periodista Vicky Dávila, involucró en ese esquema ilegal a los contratistas Faisal Cure y Julio Gerlein en unas coimas que –aseguró– salieron de la construcción del Malecón y la canalización de los arroyos.

La dupla Cure - Gerlein se ha ganado varios contratos públicos en Barranquilla durante la última década. Entre los más recientes está la primera etapa del Ecoparque Mallorquín.

En un comunicado público, Fuad Char dijo que él y su familia están “dispuestos agotar todas las instancias jurídicas para desenmascarar todo este entramado de mentiras que la señora ha declarado en nuestra contra” (sic).

Ese pronunciamiento del patriarca Char no es usual, pues ante los señalamientos de los que su familia suele ser objeto –sobre todo los últimos años por corrupción– él había guardado silencio.

Ahora, con las recientes declaraciones de la excongresista Merlano, los Char pasaron de una favorable exposición mediática desde inicios de enero, por el fichaje de Juan Fernando Quintero para el Junior (equipo de su propiedad), a estar otra vez en la picota pública.

Por lo pronto, Merlano le pidió al presidente Gustavo Petro su extradición de Venezuela a Colombia para detallarle a la Justicia cómo funciona la corrupción electoral en el Caribe, de la que ella se benefició. El presidente dijo estar dispuesto a iniciar ese trámite ante el gobierno de Nicolás Maduro. Con Merlano como telón de fondo desde Venezuela o en Colombia, los Char enfrentarán la contienda electoral de 2023. Sin duda, su camino para retener la Alcaldía de Barranquilla no pinta despejado.

*Cofundadora de La Contratopedia Caribe.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS