La llama sobre la bahía

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Durante décadas un icono principal de la bahía de Cartagena fue la permanente y gigante llama reflejada en el agua, botada por la chimenea de la refinería de Ecopetrol. Para el común de la gente, este faro simboliza el poder industrial de la ciudad; para otros, indica la baja eficiencia de los procesos. Aparte de todo, la nueva refinería inició actividades y deberíamos estar orgullosos. Pero no es tan simple, la obra fue muy cuestionada por sobrecostos y retrasos.

Como siempre, nunca sabremos quién tiene la razón. Pero la refinería no se salvó de entrar en la larga lista de empresas que no le entregan a la ciudad las obras a tiempo, y lo peor es que todos pagamos mucho más de lo presupuestado. Los ignorantes pensaríamos que con el barril de petróleo tan barato, los rendimientos de la empresa deben desbordarse, ya que su función es dar valor agregado a un producto, y no venderlo tal y como sale de la tierra. 

Entre lo positivo, la gasolina en la ciudad debe costar por lo menos 30% menos que en el resto del país, lo cual, con la dinámica propia de los nuevos negocios, debe impulsar a la Heroica al emprendimiento y desarrollo. Eureka, ahora no hay excusa para que la Universidad de Cartagena siga mendigando el pago de la estampilla por parte de Ecopetrol. Así mismo, confiemos en que un porcentaje mayoritario de los trabajadores sea de Cartagena y Bolívar. Pero por alguna razón, cuando veo a alguien de CBI en la calle, su acento no es local. Al comentárselo a un colega me dijo: eso es fácil, los locales sueldan los tubos y los externos dan las órdenes y hacen turismo. No le creí.

¿Y qué pasa con el agua de la refinería? ¿Usará esta empresa la que los cartageneros tienen para su uso? ¿Ante otro El Niño severo, funcionará la refinería o el acueducto? Tal vez estoy equivocado y la conexión de la refinería está lejos de las ciénagas de donde tomamos el agua para consumo humano.

Otra preocupación es la ambiental: ¿tiene la refinería una planta de tratamiento moderna para sus aguas residuales? En los sedimentos de la bahía detectamos concentraciones altas de hidrocarburos aromáticos polinucleares, compuestos cancerígenos derivados del proceso de refinar. Debe haber certeza de que el nuevo complejo será más amigable con el ambiente que el antiguo. Parte de los pescados servidos en la ciudad salen de la bahía.

¿Seguirán siendo Arroz Barato y Pasacaballos las comunidades macondianas y olvidadas de siempre? Una nueva historia ha de contarse, ojalá sea la de una llama de prosperidad y no de una paupérrima. 

*Profesor

@joliverov

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS