La naturaleza conspira a favor

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Crece el entusiasmo por el llamado mar rojo de Galerazamba y su cosecha de sal.

Para esta temporada del año, sus salitrosas aguas se ven rojas y de cerca se tornan rosácea, por la filtración y evaporación del líquido en las piscinas artesanales una vez que la sal está a punto de reventar. Este proceso origina un paisaje marino alucinante, hasta convertirse en un atractivo turístico.

Es un buen momento para la zona que ha vivido una racha de abandono, hoy hasta la misma naturaleza conspira a favor, todo se deriva de la reanudación después de dos años de la explotación de sal, como resultado de la gestión del gobierno departamental en articulación con la comunidad, para que la Agencia Nacional Minera otorgara en concesión el usufructo del mineral.

Pero como el pueblo parece haberse quedado suspendido en el tiempo y su economía depende en gran parte del mar y de la producción de sal, se hace imperativo impulsar otros atractivos para que se convierta en polo de desarrollo turístico con la inclusión de más atractivos como el Volcán del Totumo, que permitan trabajar un ecoturismo de cara a la cultura y educación, por eso, la llamada economía naranja o creativa, sería un buen aliado para tener en cuenta.

Urge remplazar el incipiente Museo Etno Industrial de Galerazamba, por uno temático, moderno e interactivo, que ofrezca al visitante conocimiento del mineral que le pone sabor a los alimentos, y de manera didáctica contar el proceso de recolección hasta llegar a la industrialización. Así como las vivencias de los actores activos que intervienen en la producción. Con el que se permita recrear su historia, costumbre y economía, con espacio para las artesanías, charlas y conversatorios que activen interés de emprendedores por la vocación turística a los cientos de jóvenes de las instituciones educativas de las poblaciones vecinas.

Sería interesante una apuesta en la que se convine arte, cultura, ciencia y tecnología, en la que se relaten de manera cronológica la historia de sus primeros habitantes o tribus. Contando, no con la mirada eurocentrista, por ejemplo, el rapto de la India Catalina, todo un hito de la historia de la conquista. Galerazamba según el historiador Moisés Álvarez, deriva su nombre de las embarcaciones marítimas de la época galera y zamba, aunque en el imaginario colectivo se dice que era en honor a un cacique, Zamba, y su mujer Galera, así lo recitan algunos en el pueblo, por eso es necesario que la academia intervenga en formación y certificación de un recurso humano cualificado para contar su historia lo más cerca de la verdad.

Esta administración debería dejar las bases para el museo Interactivo, y que el próximo gobernante busque aliados para ejecutarlo, jalonando el desarrollo sostenible mediante la conservación de su patrimonio intangible y se dejen de llamar con un humor, ‘un pueblo salado’, hasta convertirlo en orgullo nacional para el mundo.

*Comunicadora social, periodista

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS