La otra verdad

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hace 200 años se realizó la Batalla del Pantano de Vargas, donde Barreiro pensó que tenía el triunfo garantizado y manifestó: “¡Ni Dios me quita la victoria!”. Bolívar pensó que perdería la batalla y le dijo al coronel Rondón la famosa frase “Coronel Rondón, salve usted la Patria”, y los llaneros de Rondón entraron en combate y Barreiro retrocede siendo finalmente vencido en el Puente de Boyacá el 7 de agosto de 1819. Esta fecha se celebra como el Día de la Independencia de Colombia. Verdad parcial, porque solo le dio la independencia a Boyacá, Casanare y Cundinamarca. El resto del país (virreinato), continuó bajo el poder del virrey Juan Sámano, que se instaló en Cartagena, es decir, bajo el poder de España.

Cartagena de Indias, por otro lado, fue la segunda ciudad que proclamó la independencia, después de Mompox, el 11 de noviembre de 1811, pero después del sitio de Morillo en 1815 había caído bajo el dominio español, y sería la ciudad que realmente libraría la batalla definitiva.

El 24 de junio de 1821 y que se conoce como la ‘Noche de San Juan’ (fecha de nacimiento de San Juan), Padilla en un acto heroico atacó a la flota española, apoderándose de 11 buques de guerra, gran cantidad de armas y munición. El Fuerte de Bocachica caería el 6 de julio y finalmente los españoles entregarían la plaza el 10 de octubre de 1821, embarcándose la corte española hacia Cuba. El sitio había durado casi 15 meses al mando de Bolívar, Mariano Montilla y Padilla. A partir de ese día es que toda Colombia es realmente libre de la presencia española.

Posteriormente el 24 de julio de 1823, Padilla, en el Lago de Maracaibo, vence a la flota española al mando del capitán de navío Laborde, quien termina huyendo también hacia Cuba, sellando la independencia de la Gran Colombia (Panamá, Venezuela y Colombia) y permitiendo que Bolívar continuara sus operaciones en el sur y que terminaron con la independencia de Ecuador y Perú.

Pero qué ha pasado con Cartagena de Indias, se puede colegir que la batalla que selló la independencia de Colombia fue el 24 de junio de 1821, en su bahía interior, y no la del 7 de agosto de 1819; su importancia ha sido minimizada, gran parte de su población y dirigencia de esa época murió, emigró o fue asesinada. Siendo honestos, es un precio que ninguna ciudad colombiana pagó por su independencia, lo único que le ha quedado es el nombre que le dio Bolívar, ‘Ciudad Heroica’, después del sitio de 1815.

Sin perder de vista la importancia de la Batalla de Boyacá, es necesario rescatar y enseñar en los colegios y escuelas la verdadera historia, no soy cartagenero, pero quiero esta ciudad como si lo fuese y me duele verla sitiada ahora por la corrupción, centralismo y falta de liderazgo, agravados por el cambio climático que ya se está comiendo sus murallas y dentro de poco también desaparecerán bajo el agua, sin perdón alguno.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS