La paja en el ojo ajeno

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A América Latina la dominan regímenes presidencialistas, y el mando lo tiene el ejecutivo. Aunque está generalizado, me referiré a México y Venezuela.

En México, el presidente Enrique Peña Nieto está “vendiendo” su reforma educativa, proponiendo a los maestros una escala salarial que depende de una evaluación docente estricta y concienzuda: a mayor sabiduría, mayor sueldo.

“Olvida” Peña Nieto que el equipo periodístico de Carmen Aristegui “descubrió” que la tesis del señor presidente para la licenciatura en Derecho en su juventud, fue plagiada en 30% de la tesis del expresidente Miguel La Madrid y de un equipo de juristas de gran prestigio.

La justificación de palacio fue inmediata: “La tesis del presidente se hizo hace muchos años, y además, sólo tiene problemas de estilo.” Y agrega: “Al corrector se le olvidó colocar las comillas, pero fuera de eso es un excelente trabajo, y una contribución a la historia de México.”

Carmen Aristegui no es cualquier pelusa. Es la periodista más profunda de CNN, y además, tenía un gran programa de televisión censurado al descubrir las andanzas de la esposa de Peña Nieto para adquirir propiedades de forma poco legítima.

Pero la última “gracia” del presidente fue invitar a Donald Trump a explicarnos sus “argumentos” contra la comunidad latina dentro y fuera de su país. “El muro va con seguridad, pero después hablaremos de eso”, dijo Trump, tan campante con su ‘discreto encanto’.

Al regresar a Phoenix, en EUA, nos “entusiasmó” con el muro supersónico, elevado y subterráneo a la vez, con su propio brillo, efectos electrónicos, e impresionante obra de ingeniería.

Las redes sociales explotaron al unísono: “No se sabe quién fue más indigno, Peña Nieto o Donald Trump” que tuvieron su “diálogo de sordos”, en una rueda de prensa televisada, patética.

Y ni hablar de Maduro; salió en redes sociales una grabación donde le sostenía a tres periodistas cubanos que “gracias a ustedes (los cubanos) en los países del ALBA ya no hay alfabetismo.”

Tal perla de nuestro Stalin tropical, nos hace sentir que la educación en América Latina, si fuera por sus presidentes, estaría en el colapso. Todos buscan la salida pero no está a la vuelta de la esquina. ¿Con qué autoridad moral exigen calidad, sin libertad de expresión, ni justicia social? La represión, en donde los estadistas de dudosa ortografía apenas llegan al 10% de aceptación, es hasta hoy la única respuesta.

*Directora Unicarta
saramarcelabozzi@hotmail.com

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS