Columna


La revolución institucional de Gustavo Petro

Agustín Leal Jerez

27 de mayo de 2022 06:00 AM

Si algo caracteriza a Gustavo Petro es que es un revolucionario de izquierda y no ha renunciado a ello ni renunciará jamás. De su vida de revolucionario lo único que ha quedado atrás es la forma obtener el poder por medio de la fuerza, pero su ideario político sigue intacto.

La revolución que plantea desde el poder es una síntesis de las luchas inconclusas de la sociedad colombiana, que viene reivindicando desde los albores del siglo XX, y que la burguesía colombiana y los gobiernos que la han representado han hecho de oídos sordos.

A diferencia del México del siglo pasado, que vivió una cruenta guerra revolucionaria que inició en 1910 y finalizó con la promulgación de la constitución de Querétaro en 1917, nuestro País la ha diferido por más de setenta años. Pero ambas naciones comparten elementos comunes en el nacimiento de sus revueltas, convulsiones políticas y luchas subversivas: el reparto de la tierra y una profunda desigualdad de la riqueza

Para el caso mexicano, los sucesivos derrocamientos militares a los jefes de Estado que sucedieron a la revolución crearon el camino expedito para la instauración de una dictadura militar solapada y disfrazada de civil, que enervó los efectos políticos-sociales de la constitución de 1917, inaugurada con la llegada al poder del ex General de División, Plutarco Elías Calle, en 1924, marcando la era conocida en la política mexicana como el Maximato (1924-1934).

Pero para perpetuarse en el poder, como era la ambición del presidente Calle, debía torcer el constitucionalismo de 1917, creando los mecanismos institucionales necesarios para cooptar el poder. Y es así como en el año de 1929, crea el Partido Nacional Revolucionario –PNR, una agrupación de origen sectorial, que agrupó a los diversos partidos regionales, fragmentos de una revolución inconclusa, con quien gobernó Calle, hasta la elección de su ultimo pupilo, el General de Brigada, Lázaro Cárdenas.

Con la llegada al poder de Lázaro Cárdenas finaliza el Maximato y comienza una nueva era en la política mexicana de las grandes transformaciones económicas y sociales. Para salir de la gran depresión económica de la década de los 30, el gobierno de Cárdenas implementó medidas económicas audaces de corte nacionalista, que condujo a una reforma agraria en donde se redistribuyeron más de un millón de hectáreas, se modernizó la industria y se nacionalizaron los ferrocarriles, la industria petrolera y se legalizaron los sindicatos.

Pero al igual que su antecesor, Cárdenas no llegó para irse sino para perpetuarse en el poder y con la legitimidad que le otorgaba las grandes reformas sociales entre las masas populares, refunda el partido PNR, y lo convierte en el Partido de la Revolución Mexicana-PRM, una organización política variopinta, de corte corporativista, en donde se encontraban todas las organizaciones sindicales, políticas, campesinas, industriales, artesanas, comerciantes, indígenas, etc. Una organización política muy parecida al Pacto Histórico de Gustavo Petro.

Con esta organización política avasallante, Cárdenas trituró a la oposición política; y, aun así, para imponer su sucesor tuvo que cometer el fraude electoral más sangriento de la historia de México, con tan mala suerte que, el general, Manuel Ávila Camacho, le dio de su propia medicina. Inmediatamente, a ser elegido, le da la espalda y refunda el PRM, convirtiéndolo en el Partido Revolucionario Institucional-PRI, con el cual se gobernó México de 1940, hasta el año 2000 con la elección del outsider, Vicente Fox.

Esta revolución socialista institucional mexicana llega a nuestro territorio de manos de uno de los liberales más brillantes y avanzados de la época, Alfonso López Pumarejo (1934-1938; 1942-1945), de quien su hijo, Alfonso López Michelsen, dijera más tarde, que era un “burgués progresista”.

Con la Revolución en Marcha, bandera de los dos gobiernos de López Pumarejo, se inaugura una nueva constitución socialista, con el acto legislativo No. 1 de 1936, y a través de la función social de propiedad se interviene en la economía, sustrayéndola del leseferismo de la era del Olimpo Radical, proponiendo una reforma agraria integral, garantizando la libertad sindical y regulando la relación laboral, modernizando la industria, reformando la educación superior, estableciendo impuestos sobre la riqueza y emancipando a la mujer.

Pero su condición de liberal y demócrata convencido, le impidieron hacer lo que sí hicieron los mexicanos, constituir un nuevo partido que agrupara todos los sectores progresistas del país para defender el gobierno y continuar con las reformas necesarias. Al contrario, lo que hizo fue querer afianzarse sobre un Partido Liberal, dividido y penetrado en sus intereses, y el Partido Conservador lo derrocó del poder.

Gustavo Petro, constantemente, vive haciendo alusión al gobierno de López Pumarejo y su programa de gobierno recoge mucho de las reivindicaciones de la Revolución en Marcha y de la experiencia mexicana posterior a su revolución.

Estas consignas de su campaña, no sólo están dirigidas a los sectores progresistas del liberalismo, sino que es un señuelo legitimador de sus propuestas tributarias, agrarias, de intervención de la economía, de profundización del sindicalismo, reforma política, política de paz, frente a las drogas y de reforma a la educación.

Estos devaneos con sistemas de gobierno de corte corporativistas, como el ya explicado, implementado en México por el PRI, se han hecho más evidentes, con su reciente propuesta de adoptar el modelo económico de Corea del Sur.

Como todos sabemos, con la llegada al poder en la década de los 60 de Park Chung-hee, tras un golpe militar, se inicia en Corea del Sur un periodo dictatorial, caracterizado por su planificación de la economía, industrialización y precarización laboral. Con ocasión de estas políticas, sobre todo, las laborales, totalmente flexibilizadas, salarios de subsistencia y jornadas laborales de 68 horas semanales, Corea del Sur entra en un rápido crecimiento económico impulsada por dos factores: los menores costos de producción fabriles y la dirección de la economía desde arriba.

Este modelo económico, fundamentado en corporaciones de tipo político y económico que buscan amalgamar intereses, da origen al nacimiento de los llamados chaebol, grandes conglomerados económicos, compuestos por las familias más ricas del país, políticos y agrupaciones gremiales corruptas, como es el caso de la gigante Samsung.

Esta planificación desde arriba de la economía, donde el estado le dice a los empresarios qué fabricar, cultivar o producir y, además, dirige los recursos y el marco legal en uno u otro sentido, ha dado origen al peor e incurable mal de Corea del Sur, la corrupción administrativa.

Gustavo Petro, que conoce bien la historia patria, no está dispuesto a dejarse derrocar por la oposición, como López Pumarejo, ni tampoco a dejar su extenso programa de gobierno inconcluso, cuando mucho de sus pilares tienen una extensión mínima de 12 años para brindar sus frutos plenos.

Por ello, ha planteado un gobierno corporativista apalancado por el Pacto Histórico, fiel reflejo del PRI primigenio de México, y una economía dirigida desde el gobierno, al estilo Corea del Sur, donde este decide a qué conglomerado empresarial, empresa o microempresa, impulsa con recursos del estado y favorece con marcos normativos regulatorios.

La primera meta, ya cumplida en parte del programa de gobierno de Gustavo Petro, es aniquilar el pluralismo político, metiendo en una sola bolsa a partidos políticos, gremios, negritudes, indígenas, etc, para cooptar el Congreso de la República y gobernar sin oposición.

La segunda, perpetuar a la Colombia Humana en el Poder, a través del supuesto crecimiento económico que promete, como se dio en los años 60 para los gobiernos dictatoriales de Corea del Sur y Brasil . Se equivocan quienes piensas que Petro ha cedido un ápice de su ideario político. Este es un gobierno programado para 12 años, por lo menos, y Daniel Quintero, alcalde de Medellín lo sabe, perfectamente.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS