Las becas que no llegarán en Navidad

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Este diario publicó que el Distrito de Cartagena habría firmado un convenio con Gensa por casi trece mil millones de pesos para el alumbrado navideño en la ciudad. Este acto administrativo parece una copia de las atrocidades macondianas en pleno siglo XXI. En una ciudad con niveles de pobreza descabellados e insólitos, gastar este dinero en foquitos y figuritas no tiene justificación ni presentación alguna.

Señor alcalde, piense por favor que esto es un irrespeto, aún con los que salieron a pedir que permaneciera en el cargo. No puede hacerles esto. Usted tiene una gran oportunidad aquí para hacer algo realmente útil por esas personas. Respetuosamente, le solicito considerar usar ese dinero para otorgar cincuenta becas de Doctorado a jóvenes profesionales talentosos que están desesperados por encontrar una oportunidad para salir adelante. Invertir ese dinero en ellos les cambiará la vida, y la de muchas familias solo con convertirlos en Doctores de verdad.

Algunas empresas solo piensan en producir mega utilidades, pero hoy día, la responsabilidad social es mucho más importante que eso, e inclusive les brinda mayores posibilidades para crecer. Difícil de creer que Gensa, entidad mayoritariamente estatal, esté tras este contrato leonino, sin licitación alguna, sabiendo que al final la Navidad pasa y el dinero no quedó donde debería estar. En otras palabras, la Alcaldía y Gensa viven en otro universo, quizás paralelo, en donde el sentido de estas fechas, compartir con los demás, está siendo violado y pisoteado como cucaracha hedionda.

De acuerdo con su página web oficial, Gensa es una empresa generadora y comercializadora de energía, pero por sorpresa, también tiene contratos para realizar estudios de impacto ambiental y ahora para instalar muñecos de luces. Es decir, algo así como Edurbe, pero a nivel nacional. Conmino a los órganos de control y al Concejo Distrital para que por favor hagan algo. Esto no puede ser cierto.

Ahora, si no desean invertir en educación para que con nuestra brutalidad sigamos eligiendo a los mismos por cincuenta mil o un pastel, entonces vamos a usar ese dinero en reforestar La Popa, paseos peatonales, recuperar la ciénaga de la Virgen o retirar la contaminación por bifenilos policlorados de la bahía. Pero en lucecitas sí deja un sabor amargo, tan desagradable que genera náuseas el solo pensar en cómo el dinero de todos se malgasta en tonterías inaceptables. Señor Pereira, usted es inteligente, sea recordado como el hombre que hizo verdaderas acciones para transformar la actual y las futuras generaciones, utilice ese dinero en educación.

*Profesor

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS