Columna


Las casas de plástico de Ecopetrol

JESÚS OLIVERO

29 de enero de 2021 12:00 AM

Ecopetrol ha anunciado la entrega de cien casas de plástico reciclado a familias vulnerables del Caribe colombiano. En una columna previa, al parecer no leída por funcionario alguno de la mencionada empresa, tampoco por las autoridades, advertía sobre el riesgo sobre la salud humana que representa el habitar residencias con este material. El plástico reciclado alberga una alta concentración de aditivos con innumerables efectos perjudiciales sobre la salud de las personas, entre estos, el bisfenol A (BPA) y moléculas relacionadas, ftalatos y retardantes de llama, poseen reconocida toxicidad, inclusive en útero.

De acuerdo con reportes científicos, aún las sustancias liberadas desde los plásticos presentes en los objetos de uso cotidiano, acumulados en el polvo casero, han sido asociadas con efectos nocivos, incluidos la inducción de tumores, cáncer de mama y próstata, pubertad precoz, problemas de tiroides, ovario poliquístico, obesidad, diabetes y déficit de atención/hiperactividad, entre otros. Por lo anterior, las familias “beneficiadas”, intrínsecamente vulnerables, no deben exponer su salud habitando en cajas de plástico reciclado. Este material podría usarse en espacios abiertos como muelles, parques o paseos peatonales, pero experimentar empleándolo en viviendas es un acto reprobable.

Es inconcebible que la estatal petrolera, aún sin explicarle al país los sobrecostos por más de cuatro mil millones de dólares en la construcción de Reficar, y con inversiones anunciadas para 2021 por una cifra similar, no pueda sacar al menos tres millones de dólares para adquirir cien viviendas normales para donarlas a familias que lo han perdido todo, en vez de someterlas a exposiciones tóxicas crónicas, ampliamente documentadas en la literatura para diversidad de plastificantes.

El Ministerio de Salud y Protección Social ha manifestado que no tiene competencia en el asunto, pero posee interés en conocer la información técnica y científica relacionada con los materiales usados en las casas. No obstante, Ecopetrol debe tener un departamento de salud ambiental, y dados los riesgos asociados con las sustancias que procesan, el personal encargado estará bien capacitado. Por favor señores, esfuércense para ser escuchados y no permitan semejante adefesio. Exhorto a las autoridades de salud y ambiente, Dadis, Cardique, EPA, Procuraduría Ambiental y Defensoría del Pueblo, para que presten atención a este problema de salud pública y ambiental, frenando esta nefasta iniciativa de Ecopetrol, y la conminen a entregar casas decentes, en conjunción con su responsabilidad social de generar desarrollo y bienestar para los colombianos.

*Profesor.

TEMAS