Las guerras del hambre III

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Estamos preparándonos para el Alimentatón 2019 del 15 al 21 de noviembre.

Todos debemos participar, todos tenemos que trabajar para mejorar la seguridad alimentaria y nutricional de la población más vulnerable, podemos donar aceites, arroz pastas, lenteja, fríjoles, garbanzos, panela, azúcar, atún, sardinas, podemos donar dinero, tiempo, vuélvase voluntario de esta gran manifestación.

Solo a través de las organizaciones Ábaco hemos rescatado 24.000 toneladas de alimentos, llegando a más de 6.000 ciudadanos en riesgo.

Siguiendo la investigación, los números sobre el hambre en el mundo son tan contundentes que a veces parecen hiperbólicos por lo imposible. ¿Usted sabía que en un país necesitado como Colombia se desperdician casi 10 millones de toneladas de alimentos?

¿Usted sabía que la crisis climática podría dejar a más de 25 millones de niños en estado de desnutrición en 2050? Me pregunto qué clase de nuevas generaciones estamos levantando cuando es la alimentación en la primera infancia que determina el 70% del desarrollo.

¿Usted sabía que según la revista LANCET “el mundo está sufriendo una sindemia, es decir, una sinergia de epidemias que son la obesidad, la desnutrición, el cambio climático, epidemias que ocurren de forma simultánea y tienen mecanismos causales comunes?

La malnutrición, que incluye la obesidad, la desnutrición y los riesgos dietéticos de las enfermedades no transmisibles, es la mayor causa de pérdida de salud en el mundo”.

Pero Colombia aporta esta vez una muy buena noticia, el presidente Iván Duque ya sancionó la ley 1990 de 2019 por medio de la cual se crea la política para prevenir la pérdida y el desperdicio de alimentos y se dictan otras disposiciones. Una ley bendita cuyo artículo primero es el objeto de crear la política contra la pérdida y el desperdicio de alimentos estableciendo medidas para reducir este fenómeno contribuyendo al desarrollo sostenible, promoviendo una vida digna para todos los habitantes.

El lema del Alimentatón 2019 es sencillo, pero contundente “La comida se disfruta más cuando la compartes”.

Ábaco titula la inconsciencia del desperdicio alimentario el hecho que en el mundo se desperdicia un tercio de los alimentos que se producen para el consumo humano, el profesor Héctor Barco, del Centro de Investigación de la Comisión Europea, enmarca una paradoja que invita a la reflexión: “Cómo es posible que podemos comunicarnos en un segundo a cualquier parte del mundo, pero que sigamos sin reducir las tasas del hambre y seguimos botando alimentos comestibles a la basura”.

www.abaco.org.co

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS