Las mentiras del Dique

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los colombianos contamos con una mujer bien preparada en la Vicepresidencia. La Dra. Marta Lucía Ramírez, desde que la conozco a través de los medios, siempre ha mostrado inteligencia, carácter y responsabilidad al país. En contraste con lo expuesto, su posición frente al canal del Dique tiene poco sustento científico y con el debido respeto y admiración que le profeso, listo algunos apartes que deberían ser considerados por sus asesores, de tal forma que su discurso tenga el rigor y soporte propios de su investidura.

1. El proyecto que cuesta $4.4 billones, no puede garantizar la navegación continua sobre el canal del Dique. Esta postura desconoce aspectos elementales sobre cambio climático conocidos por cualquier profesional en ambiente. Si esta consideración tiene apoyo científico de las CAR, deberían cerrarlas.

2. El vertimiento de sedimentos a la bahía de Cartagena no acabará, y por tanto jamás tendremos aguas cristalinas permanentes en las playas. Solo entre 2000 y 2010, la carga de sedimentos del río Magdalena aumentó 33%. Es más, con el despropósito nacional de no atacar la deforestación masiva en los Andes colombianos, la cual alcanzó 40% entre 1980 y 2010, con un pico histórico entre 2005 y 2010 que arrasó más de medio millón de hectáreas de bosques, la entrada de sedimentos a la bahía aumentará inexorablemente en lo sucesivo.

3. El desarrollo económico y el progreso no llegará a los municipios con los trabajos sobre el canal. Por el contrario, existe un riesgo alto de pérdida de ciénagas y humedales, es decir, alimento y bienestar, asociado con alteraciones en la dinámica de la cuenca. Esto último ha sido advertido por investigadores de la U. Nacional.

Las evidencias sugieren muchos problemas con estas obras, pero igual serán ejecutadas, probablemente a favor de grandes empresas interesadas en transportar productos por el Magdalena hasta Cartagena. Hace poco la Dra. Ramírez impulsó el Pacto por Cartagena, iniciativa para reducir la pobreza, y como siempre, salió un plan a quince años que no será ejecutado por los líderes actuales. Por ello, si en verdad quiere hacer diferencia, con dos de los 4.4 billones botados al canal, financie la creación de 10.000 microempresas en Cartagena y otras 10.000 en los municipios vulnerables a inundaciones. El resto puede ser invertido en educación, salud y la creación de un parque ambiental para salvaguardar las ciénagas. Impulse la reforestación y exija frenar la deforestación y la minería sobre los ríos, así tendremos menos sedimentos. Eso es dejar un legado, lo demás es hacerle el juego a los politiqueros y dueños del país.

*Profesor

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS