Columna


Maniobra de arte N° 1: cartilla musical

FRANCISCO LEQUERICA

02 de marzo de 2024 12:00 AM

Inauguro aquí esta rúbrica como urna de propuestas, algunas ya esbozadas, que enriquezcan la sociedad usando el arte. Al requerir el temple y la minuciosa concordia de muchas manos, estas obras (públicas y plurales) sugieren una línea de estrategia política: son maniobras, diseñadas para quienes dispongan del capital para emprenderlas.

Si la pobreza referencial ha impedido que en Cartagena cuajase público alguno, tal restricción bien pudiera verse como ventaja. De ordinario, el solfeo y la técnica musical se aprenden valiéndose de ejemplos heredados principalmente de la música clásica europea. El uso de recursos ajenos al conocimiento promedio de la Costa Caribe ha contribuido a alejar a nuestros músicos del método técnico, revistiéndolos en su concepto de un aire colonial que dificulta el auge de una consonancia identitaria. La propuesta es enseñar el solfeo de modo masivo, aunque referenciando sólo las melodías, ritmos y elementos autóctonos que sean reconocidos por una mayoría.

Esta maniobra de arte consiste en realizar una ‘Cartilla de alfabetización musical masiva’ aplicable a toda la ciudadanía: desde escuelas y centros educativos hasta cárceles y mercados públicos. La cartilla debe redactarse en un lenguaje accesible, generando confianza entre sus recipiendarios, y ha de divulgarse tanto en plataforma física como virtual, acompañada de una campaña publicitaria liderada por artistas de aquí. Se trabajará estrechamente con estrellas populares, no sólo visibilizando su propia adquisición del refuerzo, sino usando sus temas para enseñar el solfeo directamente. El documento ha de ser objeto de una intensa promoción, manejándose como cualquier otra publicación expedida por el distrito. Se deberá contar con el apoyo de medios de comunicación, con alianzas estratégicas en la industria, y con publicistas para idear la imagen que acompañe la distribución de la cartilla.

¿Qué beneficios trae la música para esa mayoría que no planea dedicarse a ella? Es sencillo: nadie argumentaría que sólo los escritores deban aprender a leer y escribir. Impulsar la alfabetización musical entre la ciudadanía del distrito, creando medidores sociales para contarla como parámetro de desarrollo, cimentará el valor de la escucha, mejorará el diálogo y auspiciará un primer público. El ejercicio del canto coral y de la música en general aporta probados beneficios neurológicos que potencian habilidades y conductas asociadas a la construcción social.

A menor edad de contacto musical, mayor probabilidad existe de fomentar concentración, coordinación motriz y atributos empáticos para el trabajo en equipo. Al entregar la herramienta en modo masivo, armonizada a su entorno, se asegurará una diversidad de crecimientos culturales que surjan al contacto con ella y con sus posibilidades.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS