Columna


Más laboratorios para las regiones

JESÚS OLIVERO

12 de febrero de 2021 12:00 AM

La Universidad de Cartagena ha inaugurado sus nuevos Laboratorios de Toxicología Ambiental y Biodiversidad.

El edificio fue construido con fondos de la estampilla Universidad de Cartagena y la dotación de equipos especializados mediante recursos de regalías, a través de una convocatoria pública de Minciencias en la cual fue favorecido el Doctorado en Toxicología Ambiental.

Entre los objetivos principales de las instalaciones está el realizar investigaciones científicas que permitan utilizar la biodiversidad del Caribe colombiano como fuente de moléculas farmacológicamente activas, especialmente útiles en el control de los efectos nocivos sobre la salud que aparecen durante la infección por agentes patógenos, incluyendo SARS-Cov-2, el virus responsable de COVID-19.

Estos laboratorios, los primeros de un buen número que serán entregado por Minciencias en las regiones, es una respuesta concreta del Gobierno nacional a la actual situación de pandemia; no solo preparando a las universidades con una excelente capacidad instalada para realizar investigaciones sobre diagnóstico y tratamiento de enfermedades infecciosas, sino como un mecanismo para formar científicos comprometidos con caracterizar y ayudar a resolver las problemáticas de su entorno.

Mabel Gisela Torres, la ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, está liderando este proceso de empoderamiento regional, una deuda histórica que reduce la brecha centralista en materia de generación de conocimiento, brindando oportunidades reales de avanzar hacia un desarrollo sostenible con un país menos fragmentado y más incluyente.

En la actual crisis ha sido evidente que debemos disminuir nuestra excesiva dependencia de los países tecnológicamente avanzados para continuar como una sociedad viable.

Bajo este contexto es preciso ser más creativos y apuntar a ideas propias empleando recursos locales para evitar el colapso social y económico.

Si utilizamos de manera inteligente la biodiversidad colombiana, e invertimos en educación e investigación, aumentarán las posibilidades de una recuperación económica más rápida, al tiempo que estaremos mejor preparados para la nueva realidad, una infinidad de problemas de salud pública derivados del cambio climático, y otros impactos negativos asociados con la destrucción de ecosistemas y contaminación.

*Profesor.

TEMAS