Mejor demos las gracias

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El regionalismo se precisa como la doctrina o tendencia política que defiende que el gobierno de un Estado debe considerar el modo de ser y las aspiraciones propias de cada región, lo cual está bien, siempre y cuando ello no signifiquen privilegios y/o exclusión de una región por encima de otra. En nuestro país hemos visto gobiernos que han privilegiado y excluido a muchas regiones, nosotros nos hemos acostumbrado a decir que somos “de la periferia”.

Más allá de los asuntos gubernamentales, encontramos que para algunos ciudadanos aún persiste en el imaginario que un territorio es superior a otro, solo porque sí. Por ejemplo, descalificar profesionalmente a una persona porque “no es de aquí” es de las cosas más absurdas que he podido ver en Cartagena de Indias, hablando concretamente de las críticas que ha recibido el actual secretario de Planeación (al que no conozco) por ser guajiro y hablar como cachaco.

La movilidad social y la globalización nos ponen de frente a oportunidades en donde los ciudadanos están en constante circulación entre ciudades, principalmente para estudiar y trabajar (luego del turismo). Es común que una persona haya nacido en el barrio clase media de una ciudad como la nuestra, haya estudiado en un colegio clase alta, que luego haya estudiado su profesión en alguna de las universidades capitalinas, que luego haya viajado a otro país para estudiar un posgrado mientras trabajaba en condición de migrante, que en algún momento haya regresado a su lugar de origen para trabajar por su ciudad, que pasado un tiempo tenga la oportunidad de volver a trabajar por fuera, y que se vaya con el ánimo de seguir aportando con su conocimiento a la sociedad, desde donde se encuentre.

Desmeritar el quehacer de un profesional que con estudios y experiencia puede hacer grandes cosas por Cartagena nos ubica siglos atrás en la escala del desarrollo. Además nos presenta un caso más de la doble moral que caracteriza a muchos de nuestros dirigentes, pues seguramente si nos negaran a los costeños las oportunidades de trabajo que aspiramos encontrar en otras ciudades, entonces se rasgarían las vestiduras diciendo que a los costeños no les dan empleo por culpa del regionalismo.

Creo que las mayores ventajas que obtiene una región para su desarrollo ocurren al contar con personas que conocen el territorio en el centro de las decisiones del país, por otro lado, las personas que escogen voluntariamente venir a servir a nuestra ciudad llegan con la experiencia y las capacidades técnicas que tenemos la obligación de aprender y aprovechar. Mejor demos las gracias.

*Máster en Análisis de problemas políticos, económicos e internacionales contemporáneos.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS