Columna


Navidad: Renacen las esperanzas

RAÚL PANIAGUA BEDOYA

27 de diciembre de 2021 12:00 AM

La Navidad es una buena ocasión para renovar las esperanzas y las ilusiones, pues es cuando emergen fácilmente los valores de solidaridad, confianza, bondad, el amor y esto nos permite pensar en un cambio del ritmo y rumbo de nuestra ciudad.

Por esto resaltamos hoy hechos que han respondido a llamados de esta columna al sector público, privado y a las propias comunidades. El 9 de diciembre el honorable Concejo de Cartagena aprueba el Acuerdo 099, con el cual se reconoce el derecho humano a la alimentación para los niños, niñas y adolescentes (NNA) de Cartagena. El 16 de diciembre el Plan de Emergencia Social Pedro Romero, la Cámara de Comercio y la Fundación Santo Domingo convocan al sector público, privado y comunitario, del orden nacional, departamental y distrital, a la firma de un pacto para juntos asumir el reto de superar la pobreza en Cartagena, evento que tuvo amplia acogida y generó optimismo y confianza.

El 20 de diciembre la IPS Fundovida, acogiendo el llamado de la columna anterior ‘Saldar deudas’ asume la labor de llevar alegría, solidaridad, recreación, regalos, sorpresas, refrigerios a los niños de la comunidad de Arroyo Grande, el ultimo corregimiento de Cartagena sobre la Zona Norte, involucrando a un amplio número de sus funcionarios y colaboradores, sensibilizados por la situación de esta comunidad, que hoy tiene tres nuevos barrios de migrantes, retornados y desplazados.

La invitación de Fundovida motivó a la comunidad a participar de manera activa en esta gran celebración, quienes asumieron la planeación, organización, la identificación de los niños, la presentación de sus grupos artísticos, de manera conjunta con la IPS. También se unió la policía del corregimiento para el seguimiento, monitoreo y control en todo el evento.

Son hechos como estos los que nos hacen renacer la esperanza de que unidos podemos lograr que Cartagena sea la ciudad que queremos y garantizar su sostenibilidad, porque son precisamente los niños, niñas y adolescentes los protagonistas que reciben el espíritu de la Navidad, y son ellos los pilares para construir una nueva sociedad, basada en sus derechos, oportunidades y en una adecuada calidad de vida.

Estamos en un óptimo momento para dedicar nuestros esfuerzos a lo esencial, a construir procesos hacia la búsqueda de acuerdos y consensos sobre lo esencial y en especial sobre los retos que hoy tenemos con nuestra sociedad. Es claro que la clave es el diálogo, que nos permita sacar lo mejor de cada uno, partiendo del hecho de que todos queremos lo mejor para Cartagena.

Tenemos el enorme reto de llenar de sentido cada labor que tenemos por delante, pero ello no será suficiente haciéndolo solos, aislados o excluyendo a otros. Estos son momentos que requieren una acción de corto plazo, una mirada de largo aliento y la convicción de que entre todos podemos llegar a los mejores resultados.

*Sociólogo.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS