Columna


Necesitamos leer más

“Un tema prioritario para la agenda distrital es incentivar la lectura a todos los niveles, especialmente en niños y jóvenes (...)”.

JESÚS OLIVERO

JESÚS OLIVERO

01 de noviembre de 2019 12:00 AM

Un tema prioritario para la agenda distrital es incentivar la lectura a todos los niveles, especialmente en niños y jóvenes.

Menciono aquí algunos programas que podrían implementarse.

La maratón de lectura. Mediante este ejercicio los colegios oficiales, y también los privados, abren un concurso de lectura creativa, en la cual los estudiantes crean una infografía luego de leer un libro de interés general.

La representación más reveladora del texto podría recibir como premio visitar un museo internacional. Por supuesto, esta iniciativa tiene muchas aristas que podrían explorarse.

El Distrito, en conjunto con la gobernación, pueden organizar el desayuno con el escribiente. En el cual, los mejores estudiantes del área de español son invitados a compartir experiencias con un escritor de talla internacional.

Estos momentos siempre son inspiradores, abrirán puertas y de seguro incentivarán muchas ideas y proyectos académicos en los jóvenes.

Una acción clave asociada con los profesores de primaria y secundaria está en el tipo de libros que sugieren leer a los estudiantes.

La Invención de la Naturaleza es mi libro preferido, y además de motivar a interesarnos por la ciencia, nos ayuda a comprender los engranajes ocultos, pero reales, que conectan todo en el maravilloso mundo natural que nos rodea.

Aunque incentivar la lectura a nivel distrital es solo cuestión de voluntad política, y existen mil formas, de estar en mis manos utilizaría las decenas de vallas que soporta la ciudad, y que generan contaminación visual, para realizar una campaña masiva.

Es vergonzoso ver a perros, gatos y jirafas por todas las calles preguntando si se ven, cuando podríamos usar estos espacios para invitar a la lectura.

Por supuesto, la clave está también en casa.

Si los jóvenes tienen acceso a los libros; y los padres procuran leer, la ruta hacia convertirnos en menos ignorantes es más expedita.

Recordemos que el éxito de todas aquellas personas que compran votos durante las elecciones, y de paso nos mantienen ahogados en la miseria, está en hacer todo lo posible para alejarnos de los libros.

Por último, la lectura, sin lugar a dudas, es una verdadera herramienta para que nuestros jóvenes puedan alejarse un poco del hipnotismo de las redes sociales y contribuir a construir la Cartagena que todos queremos.

*Profesor.

TEMAS