No me gusta

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No me gusta despertar de repente en la madrugada, porque quitaron la luz. No me gusta el pico y placa, pero tampoco me gustan los trancones. No me gusta que Transcaribe no pase por mi casa; no me gusta salir y ver a los pelaos, sin oficio, en la esquina. No me gusta que un lunes prendan el picó desde temprano. No me gusta coger la buseta repleta de pasajeros y con los vendedores ofreciendo dulces o tarjetitas de amor. No me gusta que el chofer maneje a su antojo el tiempo de los demás; no me gusta que el sparring salga disparado, como un atleta, para llevar la cartulina al reloj de control y ofrecer monedas para que no lo sancionen. No me gusta que tiren la basura por la ventana.

No me gusta ver el caño lleno de desechos, no me gusta la gente que los arroja. No me gusta ver las calles públicas cerradas con talanqueras para que no pasen las motos, aunque así la gente se sienta segura, ante la falta de patrullajes de la Policía. No me gusta que invadan el espacio público, pero tampoco me gustan la falta de empleo, la pobreza ni la desigualdad.

No me gustan los conductores que irrespetan las cebras, ni me gustan los limpiavidrios en los semáforos, quienes, sin pedir permiso, le tiran agua al panorámico. No me gusta ver niños en la calle pidiendo plata, mucho menos me gusta ver a los grandes aprovechándose de ellos.

No me gusta la falta de árboles. No me gusta pasar por detrás del Mercado de Bazurto y sentir el mismo hedor de siempre. No me gusta ver a las personas tiradas en el piso de los hospitales, porque no hay camas; o haciendo filas largas para ser atendidas; no me gusta que la cita con un especialista la den para el otro año.

No me gusta que cojan el parque para consumir drogas. No me gusta que mi vale no pueda ir al otro sector, porque el de la otra pandilla lo jode. No me gusta pagarle a un taxista que cobra la tarifa que no es. No me gusta ver calles sin pavimentar, ni colegios y parques sin construir.

No me gustan los periodistas que no investigan y no dicen la verdad, no me gustan los agentes de tránsito con malas mañas, no me gusta el médico sin corazón. No me gusta el maltrato a la mujer, ni al hombre, ni a nadie. No me gusta que en la playa cobren la comida tan cara, no me gusta que pierda el Real Cartagena.

No me gustan los políticos corruptos, ni ver tantos aspirantes a la Alcaldía de Cartagena sin ninguna experiencia; no me gusta que se venda el voto, no me gusta el líder del barrio que se presta para eso. No me gusta repetir las cosas, no me gusta repetir las cosas: No me gusta tanta quejadera.

Quedarnos de brazos cruzados es un pecado, si nos gusta esta ciudad, mi ciudad. Tenemos la posibilidad de que muchas cosas que no nos gustan, nos empiecen a gustar. ¿Y tú qué haces para que Cartagena te guste más?

*La próxima columna quiero llamarla #MegustadeCartagena. Ayúdame a escribirla.

Periodista. Magíster en Comunicación. Twitter: @javieramoz

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS