Columna


Nuevas alertas

RAÚL PANIAGUA BEDOYA

07 de marzo de 2022 12:00 AM

La información de prensa escrita, algunos reportes de diferentes medios, una amplia circulación de comentarios y videos en redes sociales, así como algunos informes de organismos internacionales vienen alertando sobre la reaparición de algunas enfermedades que se supone ya estaban superadas por los distintos sistemas de salud pública, en especial, por las campañas de prevención y educación adelantadas en años anteriores. Esas noticias están indicando la reaparición de epidemias como el dengue, la meningitis bacteriana, el incremento del VIH, la varicela, el sarampión y aun de la tuberculosis, no todas en nuestro medio, pero sí en contextos cercanos o por lo menos con los cuales hay una alta migración.

La explicación fácil puede ser que la atención se centró en estos dos años en enfrentar la pandemia de COVID-19, y que los resultados los estamos viendo hoy con el control de esta nueva enfermedad y la reducción de muertos e infectados. Esto es comprensible y valioso; pero no tenemos que esperar algunas semanas para seguir viendo el retorno de otras enfermedades que se tenían eliminadas o por lo menos controladas. Esto demanda una atención del mayor nivel de prioridad por parte de las entidades públicas responsables de la salud y del bienestar de toda la población, pero también de todo el sistema sanitario, que cada vez es más complejo y disperso, en el cual además de las cajas de compensación, de las EPS y de las IPS, entran a jugar otros actores, como los prestadores de los servicios de acueducto y alcantarillado, que tienen un papel fundamental en proporcionar el servicio de agua en forma eficiente y permanente, como también de atender el manejo de todas las aguas servidas que se generan en la ciudad.

Así mismo incluimos a quienes tienen responsabilidad por el mantenimiento y óptimo estado de los canales, caños y cuerpos de agua internos de la ciudad, pues sabemos que parte importante de muchas de las enfermedades que se repiten en nuestro medio están ligadas directamente con estos ambientes. Una de las manifestaciones más críticas de la reaparición de estas patologías, es que se presentan en los sectores más pobres, con mayores dificultades para el acceso a sistemas hospitalarios, y son los que están más cercanos a cuerpos de aguas, con grandes carencias en infraestructura, con pobre escolaridad y sin medios suficientes para entender y atender las necesidades de servicios rápidos en salud. Pero lo peor es que los más afectados son siempre niños y niñas, y en especial de primera infancia. No podemos adivinar lo que nos indicarán las estadísticas dentro de un año sobre lo que ocurrió en nuestra ciudad, pero sí podemos imaginar que el resultado no va a ser positivo, si no se toman medidas urgentes y acciones contundentes para enfrentar y hacer todo lo que no se hizo durante los dos años anteriores.

Creemos que no hay excusas para que sigamos viendo los reportes de los noticieros con los mismos hechos que nos han marcado durante décadas.

*Sociólogo.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS