Ojo con las redes

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La normativa del sistema de salud colombiano establece que la atención de los usuarios afiliados al sistema se realice a través del Modelo Integral de Atención en Salud -MIAS-, el cual está conformado entre otros aspectos por las Redes Integrales de Atención en Salud -RIAS-. Este modelo y estas redes buscan que los usuarios y sus familias tengan garantizados los servicios de salud de manera adecuada, oportuna y con calidad.

Al final del ejercicio, el sistema debe garantizar que los colombianos tengan las condiciones necesarias para una atención integral a través de la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, la curación y recuperación de la misma y la generación de una cultura de cuidado para todas las personas, familias y comunidades como parte de la garantía de su derecho fundamental a la salud.

Para lograr los objetivos anteriormente enunciados, se hace necesaria la interrelación de varios actores del sistema entre los que están: el estado con sus organismos de dirección y de control, los aseguradores quienes tienen la obligación de garantizar los flujos de recursos al sistema y de estructurar los modelos y la rutas de atención para sus afiliados. Y por último, las clínicas, hospitales y demás instituciones encargadas de la prestación de los servicios quienes son las responsables de la atención de los pacientes. De la sincronía entre estos tres actores dependerá que el sistema funcione de manera equilibrada y los pacientes reciban una atención adecuada.

Uno de los grandes retos que tiene el sistema es integrar los intereses de estos tres actores y poder ordenar de una vez por todas la dirección, el control, los recursos y la prestación de los servicios de salud en el país.

Y es en la integración de esos intereses en donde está el gran problema de la salud en Colombia. Nuestro sistema de salud no está integrado y esa no integración tiene un costo enorme para todos. Uno de los puntos donde se hace evidente ese problema es en la conformación de las Redes Integrales de Atención en Salud -RIAS-, en muchas regiones del país los pacientes no tienen garantizada la atención integral y ese es un tema de vital importancia si se quiere garantizar el derecho fundamental a la salud.

Por estos días, los entes de control revisan de manera minuciosa las redes de las diversas EPS y si estas tienen la posibilidad de operar de manera óptima garantizando la salud de sus afiliados; sin duda muchas tendrán sus redes establecidas y podrán brindar a sus afiliados unos servicios adecuados, pero otras, y especialmente las que tienen a su haber la ya frecuente vigilancia especial por parte de la Superintendencia Nacional de Salud o aquellas con restricciones de afiliación o las que no tienen suficiencia patrimonial, que son también, las que generalmente tienen el mayor registro de tutelas, quejas y reclamos y una gran insatisfacción por parte de sus usuarios tendrán dificultades para establecer sus redes de atención.

Estas mismas EPS son las que frecuentemente están identificadas como malas pagadoras y además a las que los prestadores IPS les han perdido la confianza y con las que establecer esa sincronía que requiere el sistema va a ser muy difícil de lograr.

Por lo anterior, y por qué los pacientes tienen derecho a una atención integral, se hace necesario que los entes de control encargados de habilitar el funcionamiento de las EPS en el territorio nacional revisen de manera minuciosa las redes de atención, estos entes de control deben garantizar que las EPS operen con redes verdaderamente integradas y que estas realmente funcionen en pro de la salud de los afiliados al sistema, ese es un gran reto y una gran obligación que debemos asumir.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Columna

DE INTERÉS